text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Utiliza las Navidades para renovarte por dentro y por fuera

           Autor: María Moreno Sierra
Usa las Navidades para renovarte por dentro y por fuera
Usa las Navidades para renovarte por dentro y por fuera  |  Fuente: Universia
Tenemos que trabajar, terminar algún proyecto para clase, estudiar para los exámenes, sacarnos el carnet de conducir... Y no nos queda ni un minuto para descansar y disfrutar con la familia o los amigos. El actual ritmo de vida hace que muchos de nosotros padezcamos estrés.
 
El estrés, según la Real Academia de la Lengua, es la "tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves". Lo que comienza con un nerviosismo y la agenda apretada puede terminar con problemas de salud, obesidad e hipertensión. Pero, ¿por qué no utilizar los días de vacaciones para renovarnos y afrontar la vuelta a clase o al trabajo con fuerza?
 
Comprométete
Lo mejor para acabar con el agotamiento es hacer una "cura de sueño" o al menos de descanso. Desconecta todos los aparatos electrónicos y permanece en la cama calentito todo lo que puedas. Pon un cartel en la puerta para avisar de que nadie te moleste. ¿Has estado todo el día tumbado y es la hora de merendar? Perfecto, seguro que tu cuerpo te lo agradecerá.
 
Dedícate tiempo
Tus vacaciones deben servir para pasar tiempo contigo mismo. Date un baño caliente con sales, lee ese libro que siempre has querido o ríete viendo una comedia teatral. Haz lo que quieras, pero que tu tiempo valga la pena.
 
Relájate
Prueba alguna técnica de relajación. El yoga, además, te permitirá estar en forma y trabajar todos los músculos de tu cuerpo. Eso sí, no te obsesiones. Con media hora al día bastará.
 
Entrénate
Evita la depresión post vacacional y el estrés que puede suponer la vuelta al trabajo o a la uni. Durante los días previos a tu incorporación, ve al gimnasio o marca una rutina de ejercicio mañana y tarde. Tu cuerpo se habituará al cambio de forma fácil y dormirás estupendamente.
 
Céntrate
A veces nos vienen a la memoria momentos estresantes, riñas con un compañero, etc. En lugar de obsesionarte y ponerte más nervioso, respira tres veces, pon la mente en blanco y cierra los ojos. Cuando los abras, aparta los problemas y aprende a vivir el presente.
 
Ambienta tu casa
Igualmente importante es el lugar en el que vivas o decidas pasar tus vacaciones. Intenta que sean habitaciones claras, sin muchos adornos y espacio para caminar. Una fuente con agua o un cuadro de un paisaje bucólico también puede ayudarnos a relajarnos.
 
Rodéate de tu gente
Está demostrado que los abrazos ayudan a liberar oxitocina (causando un efecto similar al que se obtiene al darse un baño caliente o acariciando a un perro). Toca a las personas, besa y abraza. Estarás mucho más feliz.

Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.