text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

8 cosas que todo expatriado entiende a la perfección

      
8 cosas que todo expatriado entiende a la perfección.
8 cosas que todo expatriado entiende a la perfección.  |  Fuente: Shutterstock

Buscando en el extranjero las oportunidades que no encuentran en España, más de dos millones de españoles deciden establecerse en otro país. Cargando maletas llenas de esperanza y decenas de sueños por cumplir, los españoles residentes en el extranjero comparten algunas verdades que todos ellos son capaces de entender.

1) Las malas son un poco más malas

Cuando la racha negativa te golpea fuerte y además alejado de tus seres queridos, las distancias se multiplican y las angustias crecen. Para evitar esta situación el único consejo posible es intentar prepararse de antemano, y saber que para experiencias que desconocemos podemos echar mano de habilidades hasta el momento desconocidas: en las peores batallas se ven los mejores guerreros.

2) El calendario tiene unos meses más

El año se hace eterno y parece que tiene mucho más que doce meses. La espera puede agobiar hasta al más fuerte y mermar al más firme. Enfocarse en la realidad e intentar quitarle dramatismo a la situación ayudarán a que esta sensación se vaya rápidamente.

3) Ya no cuentas los días

Antes de viajar contabas los días que faltaban para partir, ahora ya no cuentas los días. Tenías fecha de llegada pero nunca una de retorno, superaste la etapa del miedo y ahora solo quieres dedicarte a disfrutar sin pensar en el calendario o en el reloj.

4) Encuentras formas de sentirte en casa a la distancia

Eres un experto en sustituir la sensación de encontrarte en tu país de origen, con alguna comida o algún lugar que te recuerde tus raíces, pero también conociendo a otros expatriados. Reunirte con personas en tu misma situación puede hacer que te sientas comprendido e incluido, acortando las distancias con eso que tanto extrañas.

5) No puedes vivir sin las redes sociales

Es cierto que prometiste viajar, disfrutar de conocer lugares nuevos y vivir las experiencias en lugar de contar que las viviste. Pero lamentablemente no puedes vivir sin las redes sociales porque son tu conexión con lo que dejaste en tu país.

6) La idea de comprar nunca pasará por tu mente

En tu país de origen siempre buscabas forma de ahorrar hasta el último euro para concretar tu sueño de la casa propia, ahora no lo piensas ni por un momento. Prefieres alquilar porque sabes que tarde o temprano vas a volver a tu país, a tu casa, al único lugar en el que quieres tener una propiedad.

7) Te fuiste para hacer turismo, pero lo haces a la vuelta

Pensabas que cambiar de país era una excelente oportunidad para hacer turismo, pero con el tiempo lograste entender que solo quieres pasear cuando vuelvas a casa. Tu país de destino se convierte en tu hogar ¿y quién hace turismo en su casa? Por eso, disfrutas al máximo tus días de visita a la familia como si fueras un turista más.

8) Ya no le temes al fracaso

Sabes que todo podía salir mal y sin embargo lograste que salga bien, por eso, ya no temes al fracaso.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.