text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las desventajas de ser muy inteligente

      
Los superdotados necesitas atención personalizada
Los superdotados necesitas atención personalizada  |  Fuente: Universia

Ya lo dijo Pio Baroja, “la inteligencia es inversamente proporcional a la felicidad” porque, a pesar de las ventajas que cabe pensar que tienen las personas con altas capacidades, poseer un coeficiente intelectual por encima de la media trae consigo ciertos inconvenientes.

Los superdotados son más conscientes de los problemas que hay alrededor y por tanto, experimentan más angustia y preocupaciones que el común de los mortales. Además, se ha demostrado que tener una mayor capacidad intelectual no garantiza tomar mejores decisiones. Así lo afirma un experto de la Universidad de Toronto, quien a su vez expone que los superdotados tienen un punto ciego de parcialidad que les impide ser objetivos consigo mismos.

Sigue nuestro especial 'Superdotados' y descubre que implica ser una persona con altas capacidades

Es fundamental la detección precoz de los niños con altas capacidades para ayudarles a potenciar sus habilidades. De lo contrario, pueden experimentar un retraso en su desarrollo intelectual y emocional, provocando sentimientos de frustración y fracaso escolar.

Los psicólogos afirman que el rango de edad idóneo para diagnosticar a un superdotado es entre los dos y los tres años, en caso de no hacerse a tiempo pueden surgir problemas de comportamiento.

Desde edades muy tempranas, estos niños saben que son diferentes a los demás y en ocasiones, pueden sentirse solos y desarrollar miedo al rechazo. Esta situación suele ser más notable cuanto mayor es el grado intelectual. A partir de los 12 años, con la explosión de la pubertad, es cuando los problemas derivados de la falta de atención especializada se hacen más evidentes.

Para sus compañeros y profesores tampoco es fácil ya que se ven constantemente sometidos al juicio constante, la observación crítica y la exigencia de los más inteligentes; eso sin mencionar que trastocan el ritmo normal de la clase y que para combatir el aburrimiento pertinaz, tienden a crear barullo.

Estas reacciones son completamente normales, aseguran los expertos. Lo importante es minimizarlas en lo medida de lo posible y controlarlas a través de una estrategia psicopedagógica correcta. Existen diversas asociaciones que ofrecen pautas sobre cómo llevarlo a cabo, especialmente para las familias; una de las más importantes es la Asociación Española de Niños Superdotados y con Talento.

 

Lee también
Las 10 personas más inteligentes del mundo
Coeficiente Intelectual: ¿eres superdotado?


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.