text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Descubren las proteínas del Alzheimer en los cerebros de jóvenes

      
Autor: Allan Ajifo  |  Fuente: Flickr

La revista Brain ha publicado la semana pasada que científicos de la Universidad de Northwestern a cargo del profesor Changiz Geula del Centro de Neurología Cognitiva y Alzheimer, han identificado por primera vez la presencia de amiloide en los cerebros de jóvenes de hasta 20 años. La proteína adjudicada al mal de Alzheimer crece gradualmente hasta formar placas adherentes en el cerebro y destruir las conexiones neuronales, causando, entre otras cosas, la pérdida de memoria.

 

Lee también
» Logran eliminar las placas de Alzheimer del cerebro
» Logran revertir la pérdida de memoria causada por el Alzheimer
» Alzheimer: una variante del gen Apoe aumenta el riesgo de padecimiento en las mujeres

 

El amiloide y su función en el sistema nervioso

El amiloide es generalmente producido por el cerebro y cumple funciones importantes. Es un antioxidante y promueve la capacidad del cerebro de adaptarse a través de la formación de nuevas conexiones y fortaleciendo las viejas, especialmente las que involucran a la memoria. Sin embargo, en ciertas personas, con la edad la proteína comienza a aglomerarse, formando masas adherentes que interfieren con la función nerviosa normal. Eventualmente, estas masas matan neuronas mediante coartando el flujo de nutrientes críticos y de la comunicación con otras células.

Al comparar la autopsia de los cerebros de personas normales entre 20 y 66 años, las personas mayores sin signos de demencia entre 70 y 99 años, y las personas con Alzheimer entre los 60 y 95 años, los investigadores encontraron evidencia de amiloide en una parte puntual del cerebro de todos ellos. Esa región no es normalmente estudiada en asociación con el Alzheimer, pero juega un rol en la memoria y atención. 

Los resultados muestran que el proceso responsable en el desarrollo del Alzheimer puede encontrarse hasta en los 20 años, y además dirigió la atención hacia un grupo de células especialmente vulnerables a la acumulación de amiloide, esencialmente actuando como un precursor de la futura enfermedad.

"Hay algunas características en estas neuronas que permiten al amiloide acumularse más allí que en otras neuronas", explica Geula. "Al menos en esta población de células, la maquinaria para formar agregados está allí", sentencia. Para prevenir la formación del Alzheimer, la respuesta puede estar en reducir la cantidad de amiloide en el cerebro de los jóvenes, afirma el investigador.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.