text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

10 razones por las que 2016 tampoco será el año en el que aprendas inglés

      
10 razones por las que 2016 tampoco será el año en el que aprendas inglés

Alejandro Castrelo

Alejandro Castrelo tiene 28 años y formación en Ingeniería Industrial. Ama los felinos, los viajes y los idiomas. Habla español e inglés con fluidez, y otras lenguas a distintos niveles. Vive actualmente en México y escribe regularmente sobre ello en Casino Nativo

Seamos sinceros. Ya han pasado más de 1 mes desde que empezó el 2016, y el objetivo de aprender inglés de una vez por todas sigue cogiendo polvo.

Si, es cierto que te bajaste un par de aplicaciones para aprender el idioma y te compraste la novela de “El principito” en inglés. Pero aparte de hacer una lección y de leer las 4 primeras páginas del libro, no has hecho mucho más. Y a este ritmo, llegará verano y estarás en las mismas, recordando la promesa que te hiciste mientras te comías el roscón de reyes y con poco que lucir al hablar en inglés.

Encuentra cientos de cursos de inglés en el Portal de Cursos de Universia

Por tal motivo, voy a presentarte 10 razones por las que “el inglés” aún seguirá siendo asignatura pendiente para 2017. Sigue leyendo.

1. No sabes por qué lo haces.

Todo el mundo te ha dicho que saber inglés es fundamental. Que es el idioma que domina el mundo, y que tus posibilidades de tener un mejor trabajo subirán como la espuma. Que gracias a saber inglés. tu primo Juan el del pueblo, que no se comía un rosco, encontró a la novia rubia despampanante de sus sueños en Holanda. Y encima doctora. Pero tú, querido amigo. Realmente no te arde el deseo de saberlo, porque no sabes que conseguirás sabiendo inglés. O incluso si conseguirás algo, o si serás capaz de conseguirlo.

2. No te lo tomas en serio.

Estrechamente ligado con lo anterior. Si no sabes porqué lo haces, ¿cómo diablos te lo vas a tomar en serio?. Quieres ponerte con el inglés, pero no sabes bien qué método elegir, cuánto tiempo estudiar, y lo peor de todo: ¿para qué te servirá? Estás en el círculo cerrado de la pescadilla que se muerde la cola. Ten un porqué para vivir y encontrarás tus cómos.

3. Te desespera aún no comprenderlo.

Estás con todo, la academia, el profe particular. Todos los libros de Vaughan y ves 3 series al día. A pesar de todo esto, y de llevar estudiándolo activamente desde que empezó el año, no entiendes aún frases completas, y la simple idea de tener una conversación en el idioma te parece tan lejano que ni siquiera puedes imaginarlo. Esa frustración interna va de momento ganando la batalla.

4. Es más laborioso de lo que imaginabas.

Te lo estás tomando en serio, tienes un porqué definido, pero no avanzas todo lo rápido que te gustaría. Llevas estudiando 30 días consecutivos y el único día que no cumpliste tu cita con el libro de texto fue un domingo de resaca después de la boda de tu mejor amigo. Pero ni con esas, puedes tener una conversación en el idioma. Es cierto que tu vocabulario ha aumentado. Ya sabes los nombres de todos los utensilios de la cocina, y ahora vas por el tema “empleo”. Estás un tanto frustrado, porque ves que avanzas algo, pero no demasiado. Tu primo con novia holandesa, y a veces el mando de la Xbox te llama a que tires el inglés por la ventana.

5. Eres un negado para los idiomas.

De pequeño en el colegio, no te entraba la lista de verbos irregulares en la cabeza. Aprobabas inglés por los pelos, y a menudo copiando del de al lado. Fuiste pasando sin pena ni gloria, cogiéndole manía al idioma y convenciéndote a tí mismo de que después de Ana Botella, eras el mayor inepto con los idiomas del planeta. Que no tenías la suficiente capacidad para aprender una segunda lengua. Y ahora esa noción está demasiado arraigada en algún recoveco de tu cerebro.

6. No tienes dinero para apuntarte a una academia.

La academia de debajo de tu casa cobra precios altos por sus cursos, y tus escasas condiciones económicas no te lo permiten. Después de 5 años de carrera universitaria más 1 de fiesta, solo has conseguido un puesto de becario que no te da ni siquiera para emanciparte de casa de tus padres. Estás hasta el cuello, y encima ahora te has echado una novia que come más que tú y que encima le gusta comer en la calle. En restaurantes caros.

7. Aún no vives en el país.

Te quedan 6 meses para acabar el máster de abogacía, y juras que cuando lo termines te vas a marchar a Inglaterra. Tienes todas las mañanas libres, pero prefieres pasarlas durmiendo o viendo la tele. No aprovechas el tiempo que tienes para estudiar inglés ya que dentro de unos meses, si logras el valor de irte a Inglaterra, nada más aterrizar, empezarás a absorber el idioma, viviendo con españoles y trabajando en la cocina de un paquistaní, fregando platos. Sin lugar a dudas, en 3 meses volverás a España, bilingüe. Serás más que nativo.

8. Ya eres demasiado mayor.

Ya no tienes 8 años, ni puedes regresar al vientre materno. Tus padres no son nativos, ni fuiste a un colegio bilingüe. Te has convencido de que el tiempo ya pasó para tí. Y que ahora lo único que queda es resignarte. Siempre te dijeron que los niños son los que realmente aprenden idiomas de verdad, y te has grabado a fuego que a tus veintipocos tu capacidad neuronal no es válida para aprender inglés. Que es muy difícil y que no vale la pena intentarlo.

9. No tienes tiempo.

Estás super ocupado con el trabajo de arquitectura y con las clases particulares. Encima tienes que limpiar la casa, y quedar con tu novia para que no se enfade contigo. Tu colega Antonio también requiere tu tiempo, y esa cervecita en el bar de la esquina es imperdonable. El inglés pasa como un relámpago por tu subconsciente, quieres encontrar tiempo para estudiar, pero no lo hallas. El tiempo pasa y tu inglés no ha mejorado en absoluto. De hecho, todo lo contrario, ya que no lo tocas desde la asignatura: Inglés I, en tu primer año de universidad.

10. No estás dispuesto a pagar el precio.

Saber inglés es una tarea que conlleva tiempo, y lo sabes. Vas a tener que pasar muchas horas, leyendo, escribiendo en el idioma, escuchando podcasts y practicando lo que aprendes. Es tan costoso, que no sabes si te va a merecer la pena al final. Prefieres la gratificación inmediata de jugar a tu juego favorito, o de ver una película. No tienes un porqué suficientemente claro, y hacer el pequeño o gran sacrificio que va a conllevar para tí aprender inglés.

Desde luego, 2016 no es tu año para aprender inglés. Eres demasiado mayor, se te dan demasiado mal los idiomas, no tienes dinero y tu tiempo es tan apretado como los pantalones que llevas puestos.

De todas formas, si decides que todo lo que he comentado aquí no es válido para tí, puedes hacer las 10 cosas siguientes que refutan mi teoría, y que parece que a los mejores estudiantes de idiomas, les funciona. Pero tampoco les creas a ellos. Pruébalo por ti mismo.

1. ¿Por qué lo haces? ¿Por quién lo haces? ¿Viajes, trabajo, series?

Define tus poderosas razones y pégatelas en la frente. Literalmente.

2. Piensa en que será tu vida si no sabes inglés.

Seguirás trabajando como repartidor de pizzas, mientras que tus sueños de conquistar el Big Ben pasan tan rápido por tu cara como ese olor a queso. Estás ahora en lo más jodido, así que de aquí en adelante, todo va a ir a mejor. Así te lo tomarás en serio.

3. Ninguna gesta importante se llevo a cabo en dos días.

Así que divide tus sesiones de estudio en pequeñas dosis. Estudia 30 minutos al día, en distintos intervalos. Se constante y no falles ni un solo día. Al cabo de unos meses, verás resultados extraordinarios.

4. Tu cerebro es la máquina más potente que existe en este mundo.

Después, claro, de mi Apple MacBook Pro. Así que si estás leyendo este post, ya al menos eres capaz de entender una lengua. Un segundo idioma es solo cuestión de motivación y exposición continuada por largos períodos de tiempo.

5. NO hace falta que te apuntes a una academia.

Ahórrate esos cientos de euros de continuas mensualidades y cómprate “Assimil: el inglés sin esfuerzo”, descárgate la app de Memrise para memorizar vocabulario. Dale una oportunidad a Duolinguo o a Mosalingua Lite para probar. Pero empieza ya.

6. Aprovecha el tiempo que tienes muerto.

Esos 15 min de autobús al trabajo, esa horita en el gym, esos 10 minutos fregando los platos. Ponte un podcast, un audiolibro. Haz oído. No esperes a estar en Inglaterra para hacer estas cosas. El tiempo se agota. Quieras o no, estamos muriendo. Asi que aprovecha al máximo tu tiempo.

7. Si aún puedes levantarte, y te sigues acordando de lo que hiciste hace 10 minutos, ¡aún eres joven!

Puedes aprender un segundo idioma a la edad que quieras. Sólo se humilde, aprende de tus errores y ten el coraje para salir frecuentemente de tu zona de confort. Es realmente cuando nos salimos de los límites, donde el crecimiento personal florece.

8. Tienes el día muy ocupado, pero estoy seguro de que eres capaz de encontrar 30 minutos al día para dedicárselos al inglés.

Si definitivamente te es imposible, es que sencillamente el inglés no es tu prioridad. Hasta que el estudio del idioma no se convierta en una de las cosas principales que tengas en tu mente, nunca lo aprenderás. Además hay que ser constante. Esta la pura y la cruda verdad.

9. Corta con facebook, y whatsapp.

Elimina todo lo que esté absorbiendo parte de tu precioso tiempo y sustituye ese tiempo improductivo por tu santa sesión con el inglés. A la larga, los resultados vendrán. Tus amigos te van a seguir queriendo, y te aseguro que dentro de 3 años, no recordarás ninguna de las conversaciones casuales que tuviste por redes sociales. Asi que invierte en tí, crea un activo y maximiza tus oportunidades. El inglés es el camino hacia puertas más grandes.


Espero que te haya servido esta reprimenda virtual para replantearte tu relación con el idioma. Saber inglés te va a cambiar la vida. Asi que ahora que estás a tiempo, empieza. Un poquito hoy y otro mañana. El efecto compuesto hará el resto.

Y para que no tengas excusas para estudiar el idioma este año, te regalo el capítulo de mi libro: Casi Nativo: Consejos, recursos y estrategias para aprender inglés de verdad: Consejos, Recursos y estrategias para aprender inglés de verdad”. Una colección digital de las mejores herramientas, apps y recursos para aprender de manera independiente. 

¿Y tú, ya estás aprendiendo inglés? ¿Qué harás este año para retomarlo? ¿Cuáles pasos has dado ya? ¿Qué se te dificulta más? ¿Cuál es tu actividad favorita en inglés? Estoy deseando conocerte y escuchar tu opinión.

Cuéntanoslo aquí abajo en los comentarios.

Lee también
» 5 webs para aprender idiomas gratis  
» Gana un viaje y una beca para estudiar inglés en Australia
» El curso de Harvard al que todos quieren entrar



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.