text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El método que te permitirá leer un 30% más rápido

      
Aumenta tu ritmo de lectura siguiendo unos sencillos consejos
Aumenta tu ritmo de lectura siguiendo unos sencillos consejos  |  Fuente: Shutterstock

Antes de comenzar deberás conocer cuál es tu velocidad de lectura. La forma de saberlo es muy simple, solo tienes que agarrar un libro y contar las palabras que hay en las 5 primeras líneas, después halla la media por línea.

Cuando termines, programa la alarma para que suene 5 minutos más tarde y empieza a leer a un ritmo normal, con sentido, es decir, comprendiendo lo que pone. Al terminar solo tendrás que contar las líneas que has terminado de leer y multiplicarlas por la media que has calculado antes. El resultado es tu ritmo de lectura.

Ahora solo queda empezar a optimizar tu tiempo de lectura, para ello deberás seguir las pautas que te detallamos a continuación. En poco tiempo comprobarás como puedes leer más rápido sin perjudicar la comprensión de los textos.

La velocidad lectora aumenta de media hasta un 30% siguiendo unos sencillos consejos

No repitas mentalmente lo que lees

La subvocalización, o lo que es lo mismo, la dinámica de repetir mentalmente lo que vas leyendo es un acto reflejo que ralentiza la lectura. Aunque al principio es complicado conseguir eliminar esta práctica, con el tiempo notarás que comprendes mejor lo que lees y sobre todo, que lo haces más rápido.

No leas palabra por palabra

El truco consiste en agrupar mentalmente entre dos y cuatro palabras de manera que no leas las frases de principio a fin, sino que seas capaz de saber de qué habla el texto dando saltos de vista estratégicos. Debes entrenar la visión periférica horizontal para aumentar el número de palabras que identificas de un vistazo.

Concentración

Si te concentras al 100% en la lectura que tienes entre manos evitarás tener que releer fragmentos del texto y por tanto, perder tiempo. Ya sabes lo que se dice, “las cosas hay que hacerlas bien si no, no las hagas”.

Sírvete de referencias

Aunque pueda parecer un contrasentido, utilizar el dedo o un polígrafo para seguir las palabras que lees te ayudará a aumentar el ritmo de lectura. Es cierto que no debes acostumbrarte a ello pero si necesitas terminar de leer algo rápido, prueba y verás como el truco funciona.

Cuando lleves un tiempo prudencial realizando estas técnicas podrás volver a comprobar tu ritmo de lectura.

¡Anímate a probar y cuéntanos tu experiencia!

 

Lee también
» Los 10 libros más traducidos de la historia
» Los 10 libros más vendidos en España


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.