text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Huracán Harvey: una lección sobre planificación urbana que debemos aprender

      
Huracán Harvey: una lección sobre planificación urbana que debemos aprender.
Huracán Harvey: una lección sobre planificación urbana que debemos aprender.  |  Fuente: Shutterstock

El huracán Harvey tocó tierra el pasado 25 de agosto, convirtiéndose en el fenómeno de este tipo más potente de los últimos años. Texas debe retroceder unos 50 años en su historia para recordar otro fenómeno natural tan devastador y caótico. Este huracán de categoría 4 –en un máximo de 5- trajo consigo vientos de hasta 130 millas por hora, e intensas lluvias que convirtieron a la ciudad de Houston en un verdadero desastre.

Hogares destruidos, más de 50 víctimas mortales y cientos de miles de personas desplazadas son el saldo de Harvey, que todavía no termina de castigar al estado de Texas. Los expertos estiman que los destrozos causados por el huracán costarán entre 150.000 millones y 180.000 millones de dólares, superando la inversión que debió realizarse luego de fenómenos de similares características como el huracán Katrina o el huracán Sandy.

Esta nueva tragedia ha movido nuevamente un tema latente en todo el mundo, y cargado de polémica en Estados Unidos desde que el actual presidente Donald Trump tomó el mando del país: el cambio climático.

¿Son estos fenómenos causados por el calentamiento global? Sería difícil afirmarlo, pero lo seguro es que el cambio climático podría hacer que estos fenómenos se sucedan de forma cada vez más frecuente. Para minimizar sus efectos, los expertos recomiendan prestar especial atención a la Planificación Urbana.

 

¿Qué es la Planificación Urbana?

Este concepto hace referencia al diseño o planeamiento de una futura ciudad o comunidad, o a los aspectos que deben considerarse antes de iniciar un plan de expansión de una comunidad, los cuales deben considerar una serie de condiciones medioambientales. En otras palabras: crear un plan de acción para diseñar o modificar un centro urbano, atendiendo para ello al ambiente que rodea el espacio seleccionado para la construcción.

Además de considerar los efectos medioambientales, todo especialista en Planificación Urbana debe tomar en cuenta las necesidades de quienes habitarán estos centros urbanos, y cómo estas interactúan con la geografía del lugar.

Por lo tanto, podemos decir que la Planificación Urbana está se relaciona con la Arquitectura, la Ingeniería Civil, la Geografía y el Medio Ambiente.

¿Te interesa estudiar Planificación Urbana?

Conoce la oferta de grados y posgrados


¿Por qué es importante la Planificación Urbana?

El Informe de Evaluación Global sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgos de Desastres (UNISDR) en 2015, marcaba de forma clara la postura del organismo internacional respecto a esta problemática: una deficiente Planificación Urbana aumenta la vulnerabilidad de las ciudades ante desastres naturales.

¿Qué quiere decir esto? Que las pérdidas de vidas humanas, de bienes materiales, y la destrucción de las ciudades, incrementan cuando la Planificación Urbana es deficiente o inexistente; que cuando las ciudades se encuentran dominadas por el desorden, el efecto destructivo de los fenómenos naturales es mucho más grave.

¿Qué puede hacer un especialista en Planificación Urbana para minimizar los efectos de un huracán o un tsunami? Considerar las legislaciones ambientales existentes en la ciudad e incentivar su aplicación, generar planes para reducir las emisiones de gases contaminantes al ambiente, crear edificaciones resistentes a las inundaciones o sequías, utilizar materiales fuertes pero al mismo tiempo amigables con el ambiente… Pero la tarea fundamental que debe cumplir un especialista de esta área, es la de comprender a la ciudad como un organismo en comunión con su entorno. El foco debe estar en la planificación de las ciudades a partir del entorno, y no en la adaptación del entorno para la construcción o ampliación de las ciudades.

 

Planificación Urbana en Houston

“Houston no está diseñada para manejar este tipo de precipitaciones”, señaló el experto en urbanismo y gestión de terrenos inundables Sam Brody, al ver los efectos del paso de Harvey por la ciudad. El profesional de la Universidad de Texas A&M planteó así una polémica de larga trayectoria en Houston.

Los expertos señalan que la población de Houston aumentó un 42% entre 1995 y 2015, lo que llevó a la necesidad de urbanizar unas 10.000 hectáreas de praderas salvajes. Esta urbanización no se realizó con una planificación previa, ni contempló los principios básicos de la Planificación Urbana, lo que claramente perjudicó el sistema de drenaje de la ciudad haciéndola más propensa a inundaciones.

Otros condados de Texas también ampliaron sus zonas urbanas sin contar con una planificación adecuada, lo que evidentemente también causó efectos negativos en el entorno de las ciudades.

El daño causado con estas expansiones es realmente grave. Por ejemplo, el condado de Harris perdió un 30% de los terrenos que antes de la ampliación se consideraban como espacios de absorción de agua de lluvia. Es decir, a partir de 1995 el condado de Harris posee un 30% menos de terreno capaz de absorber de forma eficiente el agua de lluvia. Si consideramos los cambios realizados en los 254 condados del estado estadounidense de Texas, veremos que las pérdidas de estos terrenos son incluso mayores.

Houston, el condado más dañado por el paso de Harvey, es un claro ejemplo de esta falta de Planificación Urbana. De hecho, es reconocida por ser la única ciudad estadounidense sin un plan específico de zonificación.

La zona en la que se ubica -rodeada por humedales-, su extensa población y la falta de una Planificación Urbana adecuada, se presentan para los expertos como las tres grandes claves para comprender la devastación que Harvey provocó en la ciudad.

¿Esto quiere decir que las consecuencias del huracán Harvey serían otras si la ciudad contara con una planificación adecuada? Nadie puede afirmarlo a ciencia cierta, pero sí estimar que la recuperación podría ser menos costosa y bastante más ágil de contar con edificios y construcciones preparadas para enfrentar estos fenómenos.

 

¿Qué debemos aprender del huracán Harvey?

En primer lugar, lo obvio: el calentamiento global existe y cada vez se manifiesta con más fuerza. Detenerlo parece imposible, pero al mismo tiempo resulta imprescindible, por lo que es hora de tomar acciones puntuales en este aspecto.

En segundo lugar, comprender que estos fenómenos continuarán sucediéndose, y que sacudirán las distintas regiones del globo impactando con fuerza y destruyendo todo a su paso.

En tercer lugar, que las ciudades sin planificación son más vulnerables a los efectos destructores de los fenómenos naturales. Por lo tanto, la mejor medida para minimizar estos daños es dejar de construir las ciudades dando la espalda a los entornos naturales, y comprender que es imposible separar las zonas urbanas del ambiente en el que se construyen.

Los Especialistas en Planificación Urbana tienen por delante la tarea de crear y diseñar ciudades capaces de absorber el agua producida por las inundaciones. Quizá los daños continúen generándose, pero con una planificación adecuada su efecto puede ser mucho menos nocivo del que observamos hoy en día.

¿Te interesa estudiar Planificación Urbana?

Conoce la oferta de grados y posgrados

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.