text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Artistas y realidad aumentada: una combinación con futuro

      
Artistas y realidad aumentada: una combinación con futuro.
Artistas y realidad aumentada: una combinación con futuro.  |  Fuente: Shutterstock

La realidad aumentada entendida como conjunto de experiencias que mejoran o resaltan la realidad física con ayuda de la tecnología en formato de imagen o video, es el nuevo nicho laboral para los estudiantes de arte y profesionales consagrados. Constituye un lienzo en blanco para dar rienda suelta a la imaginación, obteniendo obras de inmersión o hasta desarrollando los mapas visuales en videojuegos. Te contamos por qué los artistas y la realidad aumentada son una combinación con futuro si piensas desenvolverte en el campo de la creación.

¿Te interesa estudiar arte?

Conoce la oferta de grados y posgrados

El artista clásico como rey de la realidad aumentada

Tal vez te estés preguntando por qué un artista clásico tiene posibilidades de ingresar a un mundo que en apariencia dominarían mejor los diseñadores gráficos o de experiencia de usuario. Aunque los tres manejan técnicas visuales para captar la atención del ojo, el artista clásico corre con la ventaja de que maneja su espacio físico a la hora de inventar: la realidad aumentada requiere el moldeado de un escultor o las pinceladas de un pintor.

Esto sucede porque los trazos flotan en el aire cuando llevas gafas VR, mientras que el diseñador gráfico o el desarrollador UX acostumbran a trabajar en una pantalla, ocasionalmente realizando collages de texturas en el plano físico. Además, los programas informáticos dedicados a la creación artística llevan a la estandarización de algunos patrones porque tienen herramientas limitadas o similares a otros. Un artista clásico se vale de sus manos, que es el medio fundamental para alcanzar la originalidad en la realidad aumentada.

El aire como lienzo

Funciona como un medio de expresión que involucra varios sentidos pues los artistas diseñan en un particular lienzo: el aire. Utilizan auriculares, sensores de movimiento e interfaces implementadas por desarrolladores de experiencia y programadores que trabajan en conjunto con los artistas cuando se trata, por ejemplo, de un escenario artístico para un videojuego basado en realidad aumentada.

Los artistas que aprovechan la expansión de esta técnica pero no se dedican al ámbito de los videojuegos, suelen exponer sus obras tecnológicas en galerías de museos como arte independiente o como recurso educativo para análisis de colegios, institutos o universidades. La inmersión es el arma principal de este tipo de obra que transporta a los espectadores a nuevos mundos sin desplazarlos de su sitio físico.

El problema que sufren estas creaciones, es el requerimiento de un gran espacio de memoria en teléfonos inteligentes que seguramente evolucionarán hasta compatibilizar absolutamente con las tendencias artísticas combinados con la virtualidad.  Las tecnologías de soporte caminan hacia una capacidad ilimitada que no interfiera con los planes de las cabezas creativas.

Cambios que enfrenta el artista con la realidad aumentada

El ilustrador deberá acostumbrarse a que la obra flote a su alrededor en un espacio 3D en lugar de mantenerla controlada en su caballete o pedestal. Lidiará con el hecho de que las gafas VR guiarán la experiencia del espectador, de modo que se convertirán en la herramienta de narración. Aunque controlará todo lo que sucede cuando el usuario gira sobre sí mismo, toca un botón o mira hacia el cielo, tendrá que otorgarle la libertad suficiente para cuente su propia historia con movimientos intuitivos: un verdadero desafío para un artista clásico que decidía cómo ofrecer su obra.

Por otra parte, aquellos dedicados a los videojuegos de realidad aumentada deberán considerar que el espectador verá su creación a través de dos cámaras – una para cada ojo- con un panorama de 360º, una premisa que obliga a trabajar cada pequeño detalle del ambiente. Lo que contempla el usuario no debe marearlo, las texturas en la cercanía tendrán que ser perfectas y las manos jugarán un rol trascendental cuando sus movimientos sustituyan completamente a los controles físicos.

Tilt brush

Google desarrolló esta aplicación para que cada artista tenga su estudio de pintura en el plano virtual, pintando obras en 3D y experimentando cómo sus dibujos lo envuelven en un entorno de inmersión. Para que funcione correctamente, es necesario utilizar gafas virtual HTC Vive que permiten pasear entre las obras flotantes, corregirlas desde todos los ángulos e interactuar con ellas. Presenta dos controles inalámbricos, uno corresponde a la paleta de colores y otro al pincel, siendo posible escoger entre diferentes grosores. También puedes incorporar animaciones en 3D para complementar tus diseños.

 Ejemplo de arte creado con realidad aumentada Tilt brush:



¿Te interesa estudiar arte?

Conoce la oferta de grados y posgrados

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.