text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Por qué percibimos el paso del tiempo de distinta manera

           Autor: María Moreno Sierra
Por qué percibimos el paso del tiempo de distinta manera
Por qué percibimos el paso del tiempo de distinta manera  |  Fuente: Flickr

Cada persona percibe el tiempo de una manera distinta, a pesar de que nos regimos por un sistema similar (segundos - minutos - horas - días - años). Puede que, cuando estemos descargando algo de Internet, nos parezca que los minutos pasan muy lentamente. Al contrario ocurre los fines de semana, ya que sin darte a penas cuenta, estás otra vez en el domingo por la noche.

Michael Flaherty, doctor en sociología por la Universidad de Illinois, ha estado estudiando este tema durante más de 30 años, y ahora, gracias a un artículo de The Conversation, hemos podido conocer su trabajo.

El tiempo se ralentiza cuando "la complejidad de la situación es mucho mayor o mucho menor de lo normal"; es decir, cuando estamos aburridos o tenemos mucho trabajo: en situaciones monótonas, en tiempo de estudio, practicando meditación, etc. Flaherty también ha observado esta tendencia en los soldados durante las contiendas, sobretodo en batallas de trincheras, y en personas bajo los efectos de ciertas drogas, como el LSD.

Esta paradoja puede ser explicada según “la densidad de la experiencia humana”. "Prestamos más atención a las circunstancias extrañas, lo cual amplifica la densidad de la experiencia por unidad temporal estándar, y el tiempo, a su vez, parece transcurrir lentamente." Por ello, se ralentiza el tiempo en el que pasan muchas cosas y en casos de aislamiento, en los que nuestra mente trabaja activamente de forma agobiada u obsesiva.

"El tiempo pasa deprisa cuando la densidad de la experiencia por unidad temporal estándar es inusualmente baja. Esta 'compresión del tiempo' es un fenómeno que sucede cuando rememoramos el pasado inmediato o lejano."  Influye en este aspecto el desgaste de la memoria, ya que olvidamos con facilidad todo aquello que vivimos en el pasado y que no supuso un impacto en nuestras vidas. Si pensamos en lo que hicimos ayer, la semana pasada, el mes pasado y el año pasado, vemos cómo el 2016 pasó más deprisa que el mes de enero y así sucesivamente. ¿Por qué? "Como nuestra memoria del pasado se va desgastando, la densidad de la experiencia por unidad temporal estándar disminuye, lo cual hace que nos parezca que el tiempo ha pasado velozmente."

Son ejemplos también las tareas rutinarias, tanto sencillas (conducir del trabajo a casa) como complejas (trabajo). En nuestra vida diaria, es posible percibir que el tiempo vuelva cuando nos encontramos realizando una actividad nueva o que requiere de una atención considerable: una clase en la que nunca has participado, un trabajo con un grupo de personas que no conocías, haciendo turismo en una ciudad, etc.

¿Te animas a estudiar sociología?

Más info

Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.