text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Livia: el nuevo mejor amigo de las mujeres

      
Livia es tan pequeño como un reproductor de música
Livia es tan pequeño como un reproductor de música  |  Fuente: Universia

Investigadores médicos del Centro Médico Rabin, en Israel, desarrollaron un nuevo wearable - dispositivos electrónicos que van adheridos a la ropa - llamado Livia, ideado para reducir por completo el dolor menstrual en las mujeres. Con tan solo colocarlo en el cinturón y apoyar los electrodos en las zonas de dolor, éste desaparece por completo. Más de la mitad de las mujeres siente dolores muy fuertes durante esos días e intentan aliviarlos a través de fármacos. La idea de sus creadores es reducir el dolor y la ingesta de medicamentos. 

El funcionamiento de Livia es bastante sencillo. Al colocar los electrodos en la zona baja del abdomen, éste emite pequeñas descargas que reducen el dolor. ¿Cómo? Las vibraciones que propicia el dispositivo hacen que el dolor no llegue al cerebro, es decir, que éste no se entere que hay una sensación de dolor y de esa forma "engañar" al sistema nervioso. Los desarrolladores aseguran que Livia "le cierra las puertas al dolor". Aunque parezca algo imposible, el dispositivo fue probado en varios centros de salud de Tel Aviv. 

Bari Kaplan es el científico a cargo del proyecto, el cual explica su proyecto en Indiegogo, una página de crowfunding (micromecenazgo). Allí describe el funcionamiento de Livia: "La tecnología de este sistema se basa en la teoría de compuertas. Es decir, que cuando el cerebro recibe las pequeñas descargas eléctricas del aparato, bloquea las señales del dolor menstrual, por lo que esta sensación incómoda puede llegar a desaparecer", y agrega: "Más del 50% de las mujeres sufren importantes dolores menstruales, y, para mitigarlos, tienen que consumir grandes cantidades de analgésicos. Livia usa un método para aliviar el dolor que no implica el consumo de drogas".

El dispositivo tiene un coste de 130 euros aproximadamente, y una durabilidad de al menos 15 horas. Las mujeres pueden transportarlo sin miedo a ser descubiertas ya que es tan pequeño como un reproductor de música. A partir de octubre, Livia podrá conseguirse en el mercado. A través del crowfunding los científicos consiguieron una suma de 180 mil dólares para su desarrollo. La apuesta a estas ideas hace que cada vez sea más frecuente encontrarnos con nuevos dispositivos para solucionarlos la vida. 

Lee también
» Hacer abdominales no es tan bueno como creíamos 
» La ciencia a favor de saltarse la dieta
» Los beneficios saludables de consumir agua


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.