text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La importancia de un documento seguro

      
bit-oceans
bit-oceans

FIVIDOC, además, respeta la Ley Orgánica de Protección de Datos y no interpreta el contenido. Durante el proceso automático de validación y la detección de posibles fraudes, el resultado se muestra de forma que podemos conocer los datos que han sido modificados sin necesidad de acceder a los datos originales. Con ello se consigue no solo comprobar la ausencia de fraude, y complementar la labor que realiza la firma digital en la securización de la documentación.

Su utilidad se extiende a la protección de documentos de tipo muy diverso; DNIs, documentos notariales, avales, pólizas, certificados de nacimiento, y títulos académicos. Además, el procedimiento utilizado evita los cotejos visuales, muchas veces insuficientes, y automatiza la validación de documentos previamente securizados.

FIVIDOC nace de las investigaciones de un grupo universitario de investigación, el Grupo de Tecnologías de la Señal del Departamento de Teoría de la Señal y de las Comunicaciones de la Universidade de Vigo, entre cuyas líneas de trabajo se encuentran la biometría, el procesado de documentos, el procesado de imagen y la visión artificial.

También de la universidad nace la empresa que comercializa esta tecnología, BitOceans. Un investigador de la universidad de Vigo, Alberto Malvido; y dos de la Universidade de Santiago de Compostela, Fernando Pérez y Óscar W. Márquez, la pusieron en marcha a principios de 2008. 

En febrero de de ese año, se solicitó la patente del sistema FIVIDOC ante la Oficina Española de Patentes y Marcas y ante la European Patent Office (Oficina Europea de Patentes). Tan solo tres meses después, se le concedió el premio iniciativa empresarial innovadora de Galicia convocado por la Universidade de Santiago de Compostela. Antes de terminar ese año, también recibió el galardón a la Aplicación TIC del año concedido por el Ilustre Colegio de Ingenieros de Telecomunicaciones de Galicia.

El año 2008 no fue únicamente un año de reconocimientos. En octubre, la tecnología FIVIDOC comenzó a utilizarse por primera vez en el Ayuntamiento de Vigo. En octubre, fue el Ayuntamiento de Lugo el que la adoptó. A ellos se sumó en noviembre el de Pontevedra.

Ya en 2009, FIVIDOC se extendió en otras instituciones gallegas. El Ayuntamiento de Vilagarcía (en marzo), Ayuntamiento y la  Diputación de Ourense (en abril y noviembre, respectivamente), fueron los siguientes en aplicarlo.

  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.