text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los alimentos procesados generan adicción

      
¡A que no puedes comer sólo una! Foto: Flickr
¡A que no puedes comer sólo una! Foto: Flickr
Hay una razón de por qué el eslogan de las patatas más conocidas dice: ¡A que no puedes comer sólo una!, porque siempre querrás más. Estos carbohidratos sumamente procesados, que contienen azúcar y sirope de maíz con  altas concentraciones de fructosa, son adictivos y el nuevo estudio realizado por el Hospital de Niños de Boston parece presentar evidencia de ello.    


¿En qué consistió la investigación del hospital de Boston?




De acuerdo al sitio naturalsociety.com, los pacientes que se sometieron al estudio fueron divididos en dos grupos: el primero debió comer una comida de baja concentración glicémica  mientras el segundo ingería lo contrario. Una vez que terminaban de comer, los investigadores realizaron electroencefalogramas para ver qué ocurría a nivel cerebral.



Si comparamos ambas ingestas, la segunda presentó una disminución de la glucosa en sangre,  un aumento de la sensación de hambre y una estimulación selectiva de las regiones del cerebro asociadas con la gratificación y los antojos en el período postprandial, un lapso que determina el comportamiento del individuo frente a su próxima comida”, sostienen los científicos.



Los encefalogramas demostraron lo que muchos expertos han vaticinado por un largo tiempo, que los carbohidratos simples extremadamente procesados llevan a un breve aumento en los niveles de energía (a partir de un aumento del azúcar en sangre), seguidas de una caída drástica, a la que sigue un aumento en las ganas de ingerir más alimentos. En otras palabras, los escáneres han demostrado el ciclo que generalmente se produce con toda sustancia adictiva. Asimismo, el estudio reveló que este tipo de ingestas genera una adicción semejante a la que se produce al consumir cocaína.



¿Qué generan las adicciones?




El doctor Robert Lustig del Departamento de Endocrinología de la  Universidad de California, San Francisco afirma que los carbohidratos procesados tienen la cualidad de afectar la química cerebral, del mismo modo que lo hacen las drogas.



El experto en metabolismo del azúcar explica que  “el centro de placer del cerebro, que se conoce  como ‘núcleo accumbens’ es vital para el ser humano. Si apagas el deseo, apagas el deseo de vivir. Sin embargo, el estímulo a largo plazo es el que conduce  el proceso de adicción. Cuando consumes cualquier tipo de sustancia adictiva, inclusive azúcar, el núcleo accumbens recibe una señal para liberar dopamina, generando placer. Y por tanto, quieres consumir aún más. El problema reside en la sobreexposición, ya que cuanto más ingieres, menor será el efecto. Entonces para obtener el mismo efecto necesitarás consumir aún más. Y si optas por dejar de hacerlo, sentirás abstinencia”.



Obesidad en España



Esta naturaleza adictiva de productos procesados se vincula profundamente con el aumento de la tasa de obesidad y sobrepeso en las sociedades actuales. En el caso español, un 70% de la población se alimenta mal, y un estudio realizado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria asevera que el 68% de ellos no tiene intenciones de cambiar estos hábitos alimenticios en pos de su salud.

 
 
Asimismo, el más reciente estudio publicado por IPSOS en España y en 84 países más anunció que la crisis económica ha generado un aumento de la obesidad, ya que la población ha tenido que optar por productos más baratos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.