Noticias

¿Por qué copian los universitarios?

      
"El plagio es un fenómeno cultural complejo", afirman en el artículo Jaume Sureda y Rubén Comas
Hasta hace no mucho para hacer un comentario de texto de un libro no había otra opción más que leérselo o pedirle a un amigo que se lo hubiera leído que te lo contara con pelos y señales y claro eso daba resultado una vez, pero a la segunda el amigo te evitaba.”¡Léetelo tú!”- podía decirte con toda la razón del mundo. Otra opción era encargar que te lo hicieran y pagar por ello. Las cosas han cambiado y copiar se ha hecho más fácil. Ahora basta con teclear en el buscador la Restauración española o la Crítica a la razón pura de Kant y aparece un listado de extensos resúmenes, comentarios juiciosos o análisis exhaustivos y en cuestión de dos clics, se corta y pega en Word, se cambio el nombre y ¡listo!

El acceso a la información es más sencillo, sin duda, afirman Jaume Sureda y Rubén Comas en su artículo, Ciberplagio Académico: averiguando sus causas para concluir sus soluciones.  “La red ha provocado un incremento de los casos de plagio académico entre el alumnado universitario; Internet y las TIC facilitan la comisión de esta práctica contraria a la integridad académica”. Sin embargo “las raíces del mal son extensas y chupan desde más adentro”.

“El plagio es un fenómeno cultural complejo”, afirman en el artículo Sureda y Comas, que está relacionado con “la concepción de otras nociones como el individualismo, la autonomía, la originalidad y la propiedad privada” y que cambia a lo largo del tiempo y que están sufriendo una reformulación gracias a “los contenidos alojados en la red, así como las nuevas formas de comunicación que Internet posibilita”. Por tanto el problema de la copia no es “un fenómeno nacido en la cuna de Internet ni la forma de entenderlo se ha mantenido inalterable a lo largo del tiempo” y pronostican que en “un futuro sus coordenadas definitorias volverán a cambiar”.

En la actualidad las razones que exponen los estudiantes para copiar (según la encuesta realizada a los universitarios usuarios de Universia) se basan en cuatro aspectos fundamentales: la facilidad que ofrece Internet para encontrar información; la falta de tiempo y la saturación de trabajos; porque se tienen que entregar muchos trabajos en poco tiempo y porque es más fácil, sencillo y cómodo que hacer el trabajo uno mismo.

Igual que resulta más fácil copiar también es más sencillo detectar el plagio. Las nuevas tecnologías también colaboran en la identificación de la copia gracias al desarrollo de software avanzado. Cada vez existen más programas que comparan documentos, rastrean la red en busca de textos parecidos de citas y parafraseos sin citar la fuente.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.