Noticias

Cómo evitar el plagio en la universidad

      
Foto: Universia
Foto: Universia

El plagio es una problemática cada vez más presente en el mundo, y España no es excepción. Un estudio publicado por la Universitat de Les Illes Balears revela que 6 de cada 10 universitarios españoles (61.1%) admitió haber “copiado y pegado fragmentos procedentes de una web o de otros recursos obtenidos en Internet para, sin citar su procedencia, servirse de ellos y de otros textos para elaborar un trabajo académico”.     
Estas prácticas ilegales son una violación de las leyes de derechos de autor, y es sumamente peligroso para un alumno, ya que en general supone la suspensión de la materia y en instituciones como las norteamericanas, suele llegar a la expulsión. Por ello, es fundamental saber cómo evitar el plagio. Toma nota de los siguientes consejos que acerca la Universidad de Alcalá (UAH).

 

1.    Anota los datos de la fuente de donde tomaste la información

Muchas veces el plagio se asocia a una mala organización de la bibliografía, por lo que debes asegurarte de tomar los datos de la fuente de forma clara y concisa y cuidar de transcribirlos bien.

 

2.    Cita la frase o el párrafo del original y acredita la fuente

Para acreditar la fuente puedes hacerlo a través de una cita o referencia bibliográfica. Puedes utilizar las palabras del autor, pero para ello debes citar. Las citas deben estar justificadas, ser de una extensión corta, estar siempre entre comillas, deben ser claramente distinguibles del resto del texto (con cursiva, párrafos independientes o tabulación), deben estar acompañadas de una explicación o interpretación propia y debe acreditar el nombre del autor a través de una referencia.  

 

3.    Puedes parafrasear las palabras del autor y acreditar la fuente a través de la cita o referencia

Parafrasear es usar las ideas de otro pero expresándolas con tus palabras. No solamente se trata de un cambio superficial sino que debes leer, comprender, sintetizar la información y redactar la explicación con tus propias palabras. Así evidencias tu conocimiento del tema. Sin embargo, muchos suelen hacerlo mal y olvidan citar o poner una referencia al autor original. Por ello, considera al parafrasear utilizar sinónimos para todas las palabras no genéricas, pasar a voz pasiva o viceversa, cambia la estructura de las oraciones y los párrafos y resume las frases.

 

Cómo citar una fuente

Al citar reproduces el pensamiento de otros como información relevante y soporte de tus opiniones. Al citar das crédito al autor de ese pensamiento. Son fundamentales para dar cuenta del avance de un campo de conocimiento o tema y recopilar evidencia a favor de tu argumentación. Además facilita al lector la posibilidad de recurrir a la fuente para ampliar su conocimiento o verificar la veracidad de lo transcripto por ti.


Para citar debes considerar el manual de estilo de la institución para la que redactes la investigación, tesis, o documento en general. Cada universidad posee la suya.




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.