Saturday :: 20 / 12 / 2014

AdemásCOMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia : Almacenamiento de memoria

Memoria Flash USB: La evolución del disquete

La carrera del almacenamiento virtual portátil

Cuando la informática daba sus primeros pasos la forma más común de transmitir información y archivos de un ordenador a otro era el disquete, un pequeño disco magnético y flexible que se guardaba en una carcasa de plástico muy final. Ahora ya nada es como antes, podemos llevar la información de un ordenador entero en un pequeño lápiz virtual.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

Cuando la informática daba sus primeros pasos la forma más común de transmitir información y archivos de un ordenador a otro era el disquete, un pequeño disco magnético y flexible que se guardaba en una carcasa de plástico muy final.

Este sistema llegó a alcanzar una capacidad de 1,44 Megabytes, capacidad sumamente insuficiente en la actualidad.

El sistema que vino a sustituir poco a poco al disquete fue el CD-ROM, una evolución del Compact-Disc con capacidad para almacenar datos informáticos, con una capacidad que va de 600 a 700 MB aproximadamente. Sin embargo la dificultad de sobrescribir, su tamaño y la disponibilidad de grabadoras de CD-ROM ha dificultado la expansión de este sistema como forma de traspasar archivos de un ordenador a otro, conviviendo con el disquete.

Pero la aparición de la Memoria Flash USB, también llamada Llave USB o Pendrive (que es una marca) ha supuesto una revolución. Estos aparatos aparecieron con una capacidad de tan sólo 16 MB, sin embargo algunos ya superan el Gigabyte de capacidad. En la actualidad podemos encontrar por menos de 50 euros dispositivos de entre 128 a 512 MB dependiendo de la marca fabricante.

Las Memorias Flash USB no necesitan pilas, y son autoinstalables en los sistemas operativos más modernos. En los anteriores al año 2000 pueden requerir drivers de instalación. Al conectar el dispositivo al puerto USB del ordenador el sistema detecta automáticamente el dispositivo y lo considera “Disco extraíble”. La forma de trabajar con esta unidad de disco es exactamente igual que la que utilizamos con el “Disco duro”. Puedes crear carpetas dentro de él, copiar y pegar archivos, guardar archivos en dicha unidad (que estará identificada con una letra en función de la cantidad de discos que detecta el ordenador), eliminarlos o realizar cualquier otra acción que haríamos con nuestra “Disco duro”. Al conectar el dispositivo en otro ordenador, éste detectará todas las carpetas y archivos que guardamos en él.


Fuente: Universitat d'Alacant

Otras noticias relacionadas:





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad

Publicidad