Thursday :: 24 / 04 / 2014

Además COMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia

Prevenir problemas en la adolescencia

"Aprovechar las vacaciones para hablar y escuchar a los niños es la mejor manera de prevenir problemas en la adolescencia"


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar PDF PDF Traducir Traducir

Prevenir problemas en la adolescencia

Prevenir problemas en la adolescencia

Son muchos los padres que se quejan durante el invierno de que pasan poco tiempo con sus hijos por lo que, cuando llegan las vacaciones, intentan pasar todo el que pueden con ellos. “Sin embargo, la relación entre mayores y pequeños durante el verano debe estar basada en criterios de calidad más que de cantidad”, apunta el profesor de la Psicología de la Universidad CEU San Pablo y experto en psicología infantil, Amable Cima.

No se trata de pasar más tiempo juntos, sino de aprovecharlo mejor
“Durante los meses de vacaciones los niños tienen que aprovechar para descansar, para sentirse libres y divertirse como ellos quieran, pero el verano también es la época idónea para estimular su inteligencia emocional y aumentar su nivel cultural”, apunta el experto.

En este sentido, juegan un papel muy importante los padres. “Es el momento más adecuado para hablar con ellos, saber cómo se sienten… Aunque los niños sean demasiado pequeños y todavía no hablen, hay que conversar con ellos. Así lograremos acostumbrarles a que nos cuenten qué les pasa, que nos vean como un amigo… y conseguiremos prevenir tópicos de la adolescencia como la falta de comunicación e incluso problemas de otra índole”, destaca Amable Cima.

El verano es también la mejor época para estimular su nivel cultural medio
“El cual poco tiene que ver con lo que les enseñan en el colegio, donde básicamente se les educa”, destaca Cima. 

Asegura que lo aconsejable es acercarles a la cultura mostrándoselo como algo satisfactorio y no como una imposición que deben acatar. “No deben dejar de leer y es muy recomendable acercarles a exposiciones, conciertos de música clásica, etcétera”, señala. Estos estímulos permitirán también que los pequeños tengan más facilidad para aprender cuando vuelvan al colegio y contribuirán a favorecer su rendimiento académico.

Cima hace hincapié en que los niños que deben recuperar asignaturas en septiembre no sólo deben dedicarse a estudiar en verano, sino que también tienen que disfrutar de las vacaciones. 

“El estudio no les puede convertir el verano en una especie de infierno. Han de tener tiempo para descansar, relajarse y hacer las mismas cosas que hacen sus amigos. Es necesario desconectar, porque si empiezan el curso ya cansados su rendimiento escolar será peor, por lo que tenderán a volver a suspender…”, destaca el profesor.

Y para la “vuelta al cole”, nada mejor que hacer ésta de manera paulatina
“Hay que ir acostumbrando a los niños a la rutina de las clases días antes de que éstas empiecen”, señala. Animarles potenciando los aspectos más atractivos del inicio escolar, como el reencuentro con los amigos también contribuye a superar el estrés postvacacional infantil.







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad

Publicidad