Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

 
Diez claves para hacer un buen examen
actualizado 13/05/2015

Los conocimientos adquiridos son importantes de cara al examen, pero el resultado final del mismo depende de muchos factores que se deben aprender a controlar.

 

Lee también
» Cómo prepararse para un examen
» Las 5 cosas que nunca debes olvidar cuando estudias
» ¿Cuáles son las consecuencias de copiar en un examen? 

 

A continuación  publicamos, aunque de forma resumida, 10 claves que pueden garantizar un resultado óptimo en el examen:

1. Preparación

Seguir un proceso de aprendizaje activo y programado, ajustado también al tipo de examen-test, escrito, oral, práctico-. Dedicar la víspera a repasar, reforzar y afianzar.

2. Autoevaluación

Diseñar, buscar y realizar ejercicios y exámenes muy similares al que se vaya a realizar, ajustando tiempos, revisando las respuestas y aprendiendo de los errores.

3. Convicción

Creer en nuestra propia capacidad; valorar nuestros conocimientos y la adecuada preparación; confiar en nuestra competencia para realizar la prueba adecuadamente.

4. Nervios

Llegar descansado, con tiempo suficiente, con el material necesario; antes de empezar, intentar no repasar, ni hablar del examen y evitar a los compañeros nerviosos.

5. Tiempo

Conocer, distribuir y controlar el tiempo disponible para realizar toda la prueba, y para responder a cada pregunta. Leer, planificar, escribir, revisar.

6. Autocontrol

Centrarse en pensamientos positivos; si nos quedamos en blanco la tranquilidad nos ayudará a recordar; podemos pasar a la pregunta siguiente y retomarla después.

7. Precisión

Seguir las instrucciones, leer atentamente los enunciados y la información que nos proporcionan. Conocer el valor de cada pregunta y el sistema de puntuación.

8. Respuestas

Ajustarse a lo que piden. Resume, define, esquematiza, compara, desarrolla… si es posible, no dejar cuestiones en blanco, responder al menos con alguna idea, un esquema.

9. Presentación

Cuidar el contenido, estructura, rigor, la forma ,caligrafía, ortografía, gramática- y la presentación; facilitar la corrección al examinador.

10. Revisión

Releer, revisar y repasar todo el contenido antes de entregarlo. Confirmar que se ha respondido correctamente. Si es posible, ir a la revisión posterior del examen para aprender. Los ejercicios de evaluación son un reto, una oportunidad de aprendizaje. Son una ocasión para demostrar que se han adquirido, asimilado e interiorizado una serie de conocimientos que probablemente tendremos que aplicar después en entornos reales. 

 

Sea cual sea el resultado de un examen conviene recordar que la nota no es una medida de la valía personal. Es el fruto del desempeño en un momento puntual, producto no sólo de los conocimientos y aptitudes, sino también del esfuerzo y nivel de preparación, del grado de autocontrol y del modo en que se ha realizado eficazmente esa prueba concreta.

Visita nuestro portal de Universitarios para obtener más información sobre la vida universitaria y las claves para ser un gran estudiante.



Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más