Thursday :: 24 / 04 / 2014

Además COMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia

¿Hay solución para el problema de la prostitución?

Parecía que ningún país encontraba una solución eficiente a la prostitución, pero Suecia ha encontrado la forma. En apenas cinco años, Suecia ha disminuido drásticamente la cifra de mujeres dedicadas a las prostitución.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar PDF PDF Traducir Traducir

¿Hay solución para el problema de la prostitución?

¿Hay solución para el problema de la prostitución?

En las calles de Estocolmo la cantidad de prostitutas se ha reducido en dos tercios y la de clientes en un 80 por ciento. En otras grandes ciudades suecas, el comercio sexual en las calles casi ha desaparecido. Y en buena medida también ha ocurrido esto con los burdeles y las salas de masaje.

Adicionalmente, es nula la cantidad de mujeres extranjeras que ahora están siendo traficadas a Suecia para comercio sexual. Esto es un dato importante ya que uno de los problemas a los que se enfrentan los paises, incluido España, es a la prostitución de inmigrantes, que en muchos casos han sido obligadas.

Ningún otro país y ningún otro experimento social siquiera se acercan a los prometedores resultados que están siendo observados en Suecia.

¿Cuál es la "fórmula mágica" que ha empleado Suecia?

Después de varios años de investigación y estudio, Suecia aprobó en 1999 una ley que, por una parte, penalizaba la compra de servicios sexuales y por otra despenalizaba la venta de dichos servicios.

Además de la estrategia legal de dos vías, un tercer y esencial elemento de la ley sueca sobre la prostitución provee que amplios fondos para servicios sociales integrales sean dirigidos a cualquier prostituta que desee dejar esa ocupación. Así mismo, también provee fondos adicionales para educar al público.

La estrategia única de Suecia trata la prostitución como una forma de violencia contra las mujeres, en la cual se penaliza a los hombres que las explotan comprando servicios sexuales. Se trata a las prostitutas, en su mayoría, como víctimas que requieren ayuda y se educa al público para contrarrestar el histórico sesgo masculino que por tanto tiempo ha embrutecido el pensamiento acerca de la prostitución.

A fin de anclar sólidamente su visión en terreno legal firme, la ley sueca referida a la prostitución fue aprobada como parte de la legislación general de 1999 sobre la violencia contra las mujeres.

Un primer obstáculo en el camino

Este interesante proyecto no tuvo respuesta durante los dos primeros años. Los suecos rápidamente identificaron donde estaba el problema. Las fuerzas de seguridad no estaban haciendo su trabajo, ya que los agentes no estaban capacitados y no habían recibido orientación sobre cómo tratar el problema. No tenían en la mente que la prostitución es una forma de violencia masculina contra las mujeres. Los explotadores/compradores deben ser castigados y las víctimas/prostitutas necesitan recibir ayuda.

Sólo cuando el gobierno sueco invirtió en la formación de los agentes, desde los más altos niveles hasta los que trabajaban en las calles, se empezaron a ver los resultados.

Hoy día no sólo el pueblo sueco continúa apoyando firmemente el enfoque del país a la prostitución (el 80 por ciento de la gente lo respalda) sino también la policía y los fiscales, que se encuentran ahora entre sus más fuertes apoyos.

¿Por qué ningún país ha intentado esto antes?

Considerar a las prostitutas como víctimas de coerción y violencia por parte de hombres requiere que un gobierno primero pase de ver la prostitución desde la óptica masculina a verla desde los ojos de las mujeres. Y los países, en su mayoría si no es que prácticamente todos, continúan viendo la prostitución y cualquier otro asunto desde una óptica predominantemente masculina.

http://www.justicewomen.com/cj_sweden_sp.html







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad

Publicidad