Noticias

Palabra de mujer: un documental sobre tres escritoras árabes

      
Palabra de mujer: un documental sobre tres escritoras árabes
Palabra de mujer: un documental sobre tres escritoras árabes
El próximo mes de abril comenzará el rodaje de Palabra de mujer (Paraula de dona en su versión en valenciano, A Woman's Word en la inglesa), un documental de 52 minutos producido por el Taller de Imagen de la Universidad de Alicante en coproducción con la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes y Televisión Valenciana.

Palabra de mujer va a ser rodado en cuatro países diferentes: Egipto, Marruecos, El Líbano y Reino Unido. A ellos se desplazará la guionista y directora del proyecto, Silvia G. Ponzoda, miembro de la Unidad Audiovisual y del Área de Comunicación y Atención al Usuario de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, con un equipo del Taller de Imagen de la Universidad de Alicante.

Tres escritoras árabes
El documental gira en torno a tres mujeres: Janata Bennuna, marroquí; Hanan Al Shaykh, libanesa, y Nawal El-Saadawi, egipcia. Las tres son escritoras en lengua árabe, intelectuales comprometidas, que muestran a través de sus libros la compleja realidad social del mundo árabe. Así mismo, las tres tienen en común que pertenecen a una misma generación marcada por el panarabismo. Estudiaron oponiéndose a su familia, pero finalmente contaron con su apoyo; se vivían tiempos de cambio. Utilizan la literatura como arma, denuncian y describen situaciones con las que no están de acuerdo. En Palabra de mujer, estas tres escritoras, tan diferentes y con tantas cosas en común al mismo tiempo, nos hablan de su vida y de su trabajo.

Su voz se combina con la de sus personajes, reflejo de su pensamiento. A través de ellas nos acercamos también a un mundo, el árabe, del que últimamente sólo recibimos informaciones maniqueas y casi siempre maliciosas. Ellas también son árabes, son mujeres y, lejos del victimismo fácil, desde el trabajo y el compromiso, reivindican sus derechos.

Palabra de mujer nació como proyecto hace tres años en el Taller de Imagen de la Universidad de Alicante. Fue uno de los doce documentales seleccionados para participar en la primera edición del programa europeo Medea, que tiene como finalidad apoyar el desarrollo de películas documentales y de ficción de productoras de ambas orillas del Mediterráneo.

Las protagonistas

"Jamás en su vida se había enfadado con su padre, ni con su hermano, ni con su marido. Cuando éste le pegaba pareciendo querer matarla y decidía ella irse a casa de su padre, él la devolvía a su marido, y si se escapaba de nuevo, era entonces su padre quien le pegaba, haciéndola regresar otra vez con el marido, quien, si no la echaba de casa, le pegaba. Y cuando recurría a su madre, ésta le decía: Vuelve , Zineb, que al final de esta vida gozarás del paraíso".
Extracto de En el Paraíso no hay sitio para ella, de Nawal El-Saadawi.

Nawal El-Saadawi vive en El Cairo. Es la presidenta de la Unión de Mujeres Árabes. Referente de la lucha por los derechos de las mujeres en los países árabes, hace poco más de un año encabezó los titulares de los medios de comunicación mundiales, ya que unas declaraciones suyas en una revista egipcia la llevaron a los tribunales acusándola de apóstata. Saadawi utiliza la literatura como una poderosa arma de denuncia. En sus obras describe la vida de mujeres, heroínas que luchan cotidianamente para que se les considere iguales a los hombres, por el derecho a opinar, a elegir libremente su vida...

La peligrosidad del eco público de este mensaje ha pesado sobre las múltiples censuras y arrestos vividos por la autora, cuya vida y obra es una de las más reconocidas entre público y crítica árabe y occidental. Algunas de sus obras son Dios muere a orillas del Nilo, Mujer en punto cero y Memoria de la cárcel de mujeres.

"Un día encontré la palabra Dios y me pareció increíble llegar a comprender algo en un libro que no fuera El Corán. Cuando por fin fui capaz de leer todo lo que leía mi primo, estudiar lo mismo que él estudiaba y escribir lo que él escribía, las lágrimas que derramaba todas las mañanas al ir a clase de religión se transformaron en una placentera sensación de agradecimiento".
Fragmento de Mujeres de arena y mirra, de Hanan Al Shaykh

Hanan Al Shaykh nació en El Líbano en 1945 y actualmente vive en Londres. A partir de su obra Historia de Zahra (prohibida en varios países árabes) se ha empezado a hablar de una nueva generación de literatura feminista árabe. Cursó la enseñanza primaria en una clásica escuela musulmana para niñas y después asistió a la distinguida escuela Ahliya. En 1963 se fue a El Cairo a estudiar en el Colegio Universitario Americano Femenino, y durante los cuatro años que pasó en esta ciudad escribió su primera novela, El suicidio de un hombre muerto. En 1967 regresó a Beirut, donde trabajó como periodista. Después residió durante largo tiempo en la Península Arábiga, y desde el inicio de la guerra civil del Líbano (1975) vive en Londres junto a su esposo. Toda su obra literaria ha sido escrita fuera de su país.

"Yo sólo estaba solicitando unas letras para leerlas, sin que me intranquilizase otra cosa que no fueran sus horribles celos, sus estallidos de violencia y su silencio torpe e irascible. Pero mi madre, como mi abuela, como cada una de aquellas a las que yo escuchaba, repetía:
-Todos los hombres son así; por el contrario, qué es la mujer sino una simple mujer... En cuanto al hombre, pues es hombre.
Yo me resignaba. La muerte de mi padre había grabado en mí desde la niñez una total resignación, a pesar de que mi abuela con sus audaces tentativas había querido librarme de ello"

Fragmento del cuento ¡Lluvia¡ ¿Dónde estás?, de Janata Bennuna

Janata Bennuna vive en Casablanca, pero es originaria de Fez. Ha sido una de las primeras escritoras marroquíes en lengua árabe. Publicó su primera colección de relatos en 1967: ¡Abajo el silencio¡, y fue también pionera de la prensa de mujeres en lengua árabe. Si bien las situaciones particulares y sociales de las mujeres marroquíes comenzaron siendo una de sus preocupaciones fundamentales, desde muy temprano Palestina y la política árabe constituyeron el otro polo de su atención, proporcionando a su temática un signo distintivo dentro de la narrativa de El Magreb: El fuego y la elección y La tempestad son representativas a este respecto.

  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.