Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

 
EL ORIGEN DE EUROPA
¿Debe la Constitución Europea hacer referencia a sus raíces cristianas? La respuesta a esta pregunta, que ha generado un sinfín de opiniones encontradas, la podemos descubrir en el presente volumen que traslada al lector a la Antigüedad tardía (siglos III-VII d. C.) para analizar, desde una perspectiva histórica y teológica, los ámbitos más importantes de la cultura.

A través de la filosofía, la literatura, las artes plásticas, el derecho, las costumbres, o la promoción social de la justicia entre pobres y marginados, el autor explica el proceso de cristianización de la cultura helenístico-romana, 'al cual dio origen a la cultura europea y occidental'.

Justo en el momento en que acaba de ser redactado el borrador del proyecto de la futura Constitución Europea aparece esta obra de Albert Viciano, Doctor en Filología Clásica y Teología y profesor titular en Teología Patrística y Cristianismo Antiguo de la UCAM.

El autor estima que 'la ausencia de una referencia clara al cristianismo en el preámbulo de la Constitución es una injusticia con la historia porque Europa no se entiende sin el cristianismo'.

En este sentido, mencionar genéricamente las herencias religiosas, tal y como figura en el citado borrador del proyecto, 'no hace justicia a la verdad histórica porque sólo han surgido democracias en aquellos países que han tenido un sedimento cristiano; hasta el momento, por ejemplo, del Islam no ha emanado ningún régimen democrático'.

Tras estudiar las obras de los Padres de la Iglesia, así como los textos literarios del cristianismo primitivo y los textos jurídicos del derecho romano tardío, Albert Viciano asegura que 'la democracia, el sufragio universal, la abolición de la esclavitud y la justicia social son producto de la visión cristiana de la vida, no de la Grecia antigua.

En definitiva, el inicio de un nuevo sistema de valores basados en la dignidad de la persona humana se produjo gracias a la sustitución de la mitología grecorromana por la Biblia. Por lo que, concluye el autor, 'no deberíamos sentirnos avergonzados de nuestras raíces cristianas sino, más bien al contrario, sentirnos orgullosos'.
  • Fuente:


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más