Tuesday :: 23 / 12 / 2014

AdemásCOMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia

Las torturas en el Imperio Romano seguían "todo un ritual", afirman expertos en unas jornadas sobre las prisiones en el Mundo Antiguo


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

Los latigazos, la torsión de miembros en el potro y los amagos de asfixia eran técnicas utilizadas por los emperadores romanos en interrogatorios públicos que "se celebraban cotidianamente" con los reclusos y "conformaban todo un ritual" para "extender el terror entre la población", afirmó hoy el historiador y arqueólogo Javier Arce. El conferenciante, que fue director de la Escuela de Historia y Arqueología del CSIC en Roma, pronunció la ponencia inaugural de las jornadas "La cárcel en el mundo antiguo", organizadas por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que se extenderán hasta el viernes.

Ante unos 50 expertos reunidos en el Instituto de Filología del CSIC (Duque de Medinaceli, 6), Arce describió el "orden de tormentos" padecido por los reclusos durante el Imperio Romano y que solía acabar con "una condena a muerte sin remisión ". El empalamiento, la crucifixión o la decapitación eran las penas más crueles y habituales.

Para el conferenciante, que es actualmente profesor de investigación en las áreas de Historia Antigua y Arqueología, "la cárcel no era una pena reconocida en Roma, sino una medida coercitiva" y aunque "no había leyes que la reconocían, en la práctica existía". Como muestra de esta afirmación, proyectó varias ruinas de prisiones romanas mientras explicaba que "eran más pequeñas que las griegas y con rincones inmundos".

SÍMBOLO TOTALITARIO
"En su afán por eliminar toda ideología diferente, los emperadores establecieron métodos represivos que están presentes en todo régimen totalitario", explicó el conferenciante, para quien la tortura y los encarcelamientos arbitrarios conformaban en Roma un "sistema legal presente en el día a día".

Así, los tormentos relatados por Arce fueron extraídos de un libro bilingüe (en griego y latín) utilizado "para enseñar a los niños a leer" y que describía "una jornada cotidiana" en cualquier ciudad romana.

MESOPOTAMIA Y LA CULTURA HITITA
Por su parte, el investigador del Departamento de Hebreo y Lenguas Semíticas del Instituto de Filología del CSIC Manuel Molina se refirió al mundo mesopotámico para sostener que "la existencia de la cárcel está documentada desde por lo menos el Tercer Milenio. A partir del estudio de tablillas de arcilla, este científico ha comprobado que ya en la época de los babilonios "existían reclusos conocidos por sus fugas".

Las prisiones en Mesopotamia eran muy variadas, las más importantes "grandes construcciones pertenecientes a altos funcionarios". En los textos de esta época, la cárcel es descrita como "una casa con cimientos cargados de terror" cuya entrada es equiparable a "las fauces de un león que engulle".

También inspirado en el Tercer Milenio, el profesor de Lenguas Indoeuropeas de la Universidad Complutense de Madrid Juan Antonio Álvarez-Pedrosa, analizó los textos legales de la cultura hitita para concluir que en sus reformas se aprecia "un paso de los castigos físicos a las sanciones económicas".

JORNADA DE MAÑANA
Las cárceles en los orígenes del cristianismo y en la Grecia antigua serán tratadas en la jornada de mañana, que contará con la intervención de la investigadora del CSIC María Vitoria Spottorno, el profesor de la Universidad de Murcia Sabino Perea y el de la Universidad Complutense José Domingo Rodríguez.

Todos los actos tendrán lugar en el Instituto de Filología del CSIC, que al término de las jornadas publicará un volumen monográfico. El programa completo de las sesiones, que cuentan con el apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología, puede consultarse en la dirección de Internet www.filol.csic.es\nove\index.htm.







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad

Publicidad