Noticias

 
Exposición sobre Brujería e Inquisición en la EHU. Fuente: EHU.
El Museo Vasco de Historia de la Medicina y de la Ciencia, que tiene su sede en la Biblioteca Central de la UPV/EHU (Área de Leioa-Erandio, Campus de Bizkaia), acoge la exposición temporal Brujería e Inquisición. La muestra incluye la exposición sobre Brujería en Europa del profesor danés Gustav Henningsen, autor del celebrado libro El abogado de las brujas. Brujería vasca e Inquisición española.

Compuesta de una serie de paneles que relatan el devenir de la brujería en Europa, esta exposición ha recorrido diversas ciudades e instituciones de Dinamarca y España y recala en la UPV/EHU tras pasar por Logroño y Zugarramurdi.
 
También se exponen las colecciones de “Amuletos contra el mal de ojo” y “Exvotos de cera en la Península Ibérica” del profesor Anton Erkoreka, historiador de la medicina y actual director del Museo.

Gustav Henningsen ha dedicado buena parte de sus investigaciones al tema de la brujería en Europa. Como se puede observar en la exposición, entre los siglos XV y XVIII, se celebraron, en todo el continente, unos 100.000 procesos por brujería en los que se condenaron a la hoguera a más de 50.000 personas, casi todas mujeres. La mayoría de ellas fueron juzgadas y condenadas por
tribunales civiles, “a pesar de lo que pueda pensar la gente, la Inquisición fue responsable sólo del 20% de todas esas muertes”, señala Anton Erkoreka.

La persecución fue mucho más intensa en los países del centro y norte de Europa, por ejemplo en Alemania fueron quemadas unas 25.000 personas mientras que en España esta cifra osciló entre 300 y 500. El Auto de Fe de Logroño ha sido uno de los más conocidos por su gran amplitud, se investigó a 2.000 personas, de ellas 300 fueron llevadas ante el Tribunal de la Inquisición que condenó a muerte a 18 de ellas, quemándose públicamente un total de 6 imputados. La persecución fue más intensa en Iparralde donde un tribunal francés, dirigido por Pierre de Lancre, condenó a muerte a 60 personas acusadas de brujas.

Entre los inquisidores españoles hay que señalar a Alonso de Salazar Frías al que se ha denominado el “defensor de las brujas” porque consideró que todas las acusaciones que les hacían de volar al akelarre, transformarse en animales, misas negras, etc eran pura alucinación y fantasía de las acusadas. Su actuación salvó a miles de mujeres de la hoguera en España a partir de las primeras
décadas del siglo XVII, mientras en otros países de Europa y América se siguió quemando brujas hasta el siglo XVIII.

Las otras dos muestras, “Amuletos contra el mal de ojo” y “Exvotos de cera en la Península Ibérica”, descubren amuletos o elementos defensivos contra el aojo y figuras de diferentes órganos del cuerpo, como cabezas, pies, hígados, riñones, etc… fabricadas en cera y que se ofrecen en diferentes santuarios para solicitar o agradecer la curación de algunas enfermedades.

La exposición Brujería e Inquisición se podrá visitar hasta el 1 de mayo en el Museo Vasco de Historia de la Medicina y de la Ciencia (Biblioteca Central, Área de Leioa-Erandio, Campus de Bizkaia), de lunes a viernes previa cita, llamando al teléfono 946012790.


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más
     

    Entrevistas a profesores

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.