Noticias

¿Puede acabar el mal ambiente en la oficina con tu negocio?

      
Los estados de ánimo también son contagiosos, sobre todo en entornos cercanos, como el laboral
Los estados de ánimo también son contagiosos, sobre todo en entornos cercanos, como el laboral
  • Nuestro estado de ánimo y el de nuestros compañeros afecta al ambiente laboral en el que operamos y puede determinar la eficacia y toma de decisiones de un negocio.
  • Si es el jefe el que opta por una conducta negativa, esto condicionará al resto de trabajadores que pueden acabar viendo peligrar su empleo.
  • En las interacciones sociales también nos contagiamos sensaciones y estados de ánimo, por lo que debemos de ser cuidadosos con lo que transmitimos y recibimos.

El Colegio Oficial de Psicólogos lo afirma con contundencia: el estrés en contagioso, sobre todo entre los compañeros de trabajo que mantienen una relación estrecha durante la jornada laboral.

Es decir, que si tu compañero de departamento suele acudir al trabajo ansioso, con pensamientos negativos y viendo obstáculos en todas partes, es más que seguro que su comportamiento va a afectar al ambiente laboral general y, en cierto modo, esta negatividad puede calar en los otros empleados.

Los expertos confirman que el estrés, al igual que otros comportamientos sociales, es imitable y contagioso y eso agrava las consecuencias que puede tener en un ambiente laboral y en la marcha de la vida en la oficina.

Para los negocios también es motivo de preocupación, ya que es la patología que más bajas laborales causa y, por tanto, que también genera costes sanitarios.

¿Ya formas parte de la Comunidad Laboral Universia?

Más información

Los peligros para tu negocio, si eres un jefe estresado

Si tenías dudas sobre los rasgos que deben caracterizar a un emprendedor o cargo directivo, está claro que su inteligencia emocional puede ser determinante para la marca de un negocio y la permanencia del empleo de su equipo.

Concebimos a un líder empresarial o a la cabeza de un negocio como el profesional que decide y ejecuta acciones orientadas hacia el desarrollo y éxito empresarial, pero si su juicio se ve nublado por el estrés, la tensión y las emociones irracionales, la energía que empleará en su trabajo será contraproducente, tanto para el negocio, como para los empleados que lo rodean y que, en cierto modo, dependen de él.

Y ya no es cuestión solo de que las personalidades de los empleados sean más o menos influenciables, ya que se trata de un comportamiento innato del cerebro, basado en el sistema límbico.

Es decir, de la gestión de nuestras emociones se encarga nuestro cerebro y este se nutre de fuentes externas, de las interacciones con otras personas y que se traducen en la generación de nuestro estado de ánimo.

Por tanto, de forma inconsciente podemos provocar o ser víctimas de un mal ambiente laboral generalizado, que afecta a la vida en la oficina y en la forma que afrontamos los retos de nuestro empleo, pudiendo conducirnos a querer abandonar un puesto, huyendo de una mala relación con los compañeros y de un ambiente tóxico.

No está en tu mano la actitud que tomen tus compañeros, pero recuerda el nivel “contagioso” de las emociones cada vez que interactúes en tu ambiente laboral.

5 formas de practicar mindfulness

Infografia - 5 formas de practicar mindfulness

Descubre por qué practicar mindfulness permite controlar las emociones, reducir el nivel de estrés y llevar una vida más saludable.

 

Regístrate y descubre más sobre el mindfulness



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.