Noticias

¿Cómo pueden las empresas integrar a los profesionales con autismo?

      
Hay que valorar las fortalezas de todos los candidatos y potenciar lo positivo que pueden aportar a la empresa
Hay que valorar las fortalezas de todos los candidatos y potenciar lo positivo que pueden aportar a la empresa
  • Como indican varios expertos en capital humano, es hora de que las empresas se adapten a las necesidades de los empleados.
  • Los perfiles con neurodiversidad tienen un gran potencial en el mundo de la empresa, solo hay que saber cómo se pueden abordar estos desafíos profesionales.
  • El término neurodiversidad engloba a empleados con dislexia, autismo, TDAH, dispraxia u otras afecciones que deben tenerse en cuenta para facilitar su integración laboral.

Según las leyes que fomentan la igualdad e integración laboral, las empresas deben hacer los ajustes razonables que consideren para crear espacios de trabajo que apoyen la integración de los empleados con ciertas necesidades y que faciliten la creación de un ambiente laboral diverso y enriquecedor.

Pocas son las que se atreven a llevar a cabo tales iniciativas y tener entre sus objetivos la integración de empleados con neurodiversidad o autismo y fomentar espacios de trabajo diversos e integradores.

Pero las empresas que sí que han apostado por este tipo de profesionales y han adaptado sus políticas de empresa alaban los beneficios de esta diversidad y lo positivo de tener la integración presente en sus estrategias de desarrollo.

Dada la importancia de realizar estos cambios de acuerdo a unas pautas que tengan en cuenta las características de los profesionales con neurodiversidad, es importante contar con asesoramiento profesional y desarrollar ciertos procesos.

Consulta las ofertas destacadas y registra tu CV en Universia

Más información

¿Cómo se puede adaptar una empresa para integran empleados con neurodiversidad?

Según los casos de éxito de otras empresas y la opinión de expertos en autismo e integración, estas son algunas de las formas en las que se puede fomentar la diversidad profesional.

1. Procesos de contratación

Comenzando con una descripción muy exhaustiva del puesto y de las tareas que realizará el empleado.

También es importante adaptar los procesos de selección y tener en cuenta los problemas en competencias sociales que pueden presentar algunos profesionales con neurodiversidad.

2. Concienciación

Implicando a toda la plantilla, informando y dejando que todos los profesionales demuestren sus habilidades y puedan aprovecharlas en su desarrollo profesional.

3. Adaptación

Desde los procesos de trabajo y gestionando los cambios en el caso de personas con autismo o Asperger y que necesitan otros tiempos y dinámicas para adaptarse a las novedades.

Como explican en algunos ejemplos exitosos, favorecer la comunicación clara o espacios de trabajo silenciosos son cambios que benefician a todos los empleados y facilita la integración de los perfiles neurodiversos.

4. Rendimiento

Es el tema más delicado y que necesita de una gestión sensible y consciente, teniendo en cuenta las fortalezas y debilidades de todos los empleados.

Es vital invertir en la orientación profesional de algunos empleados, adaptar sus flujos de trabajo y encomendarles tareas en las que se sientan más cómodos y puedan desarrollar sus puntos fuertes.

En todo este proceso no hay que olvidar el valor añadido que aporta el tener empleados tan diversos y con comportamiento tan diferentes, cosa que debe ser percibida como una ventaja competitiva de la empresa y, a su manera, una forma de innovar y de causar un impacto social positivo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.