• ¿Quién eres?

Noticias

¿Cómo fomenta Islandia la igualdad laboral entre hombres y mujeres?

      
La brecha salarial por cuestiones de género es uno de los retos de cientos de países europeos en pro de la igualdad
La brecha salarial por cuestiones de género es uno de los retos de cientos de países europeos en pro de la igualdad
  • Es de los países más comprometidos con la igualdad de género y con eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres profesionales.
  • ¿Qué ha hecho Islandia para conseguir este objetivo y ser un referente para el resto del mundo?
  • Sus últimas leyes aprobadas por unanimidad apuestan por la igualdad salarial y ponen solución a años de brechas salariales y desigualdades injustificables.

Desde enero de este año Islandia aplica su ley más popular, favoreciendo la igualdad laboral entre géneros.

Con esta ley, se exige que empresas e instituciones con más de 25 empleados obtengan un certificado de igualdad salarial, de manera que quede demostrado que los empleados con mismos roles y responsabilidades reciben el mismo salario, sin oportunidad de incurrir en pagos desiguales justificados por tema de género.

Para garantizar el verdadero cumplimento de esta ley, las empresas deben someterse a auditorías que se encargan de expedir el certificado.

Como explican desde la Asociación de Derechos de Mujeres de Islandia, esta ley es la mejor forma de asegurar la igualdad laboral y salarial entre hombres y mujeres y la evaluación de muchos empleos que pueden que no se rijan por ese principio.

Consulta la sección de Empleo Internacional y da un salto en tu carrera profesional

Más información

Islandia: un ejemplo en igualdad laboral

A pesar de estar considerado uno de los países más igualitario, en 2016 las mujeres en Islandia ganaban entre 14 y 18% menos que los hombres.

Tras estas cifras, el Ministerio de Asuntos Sociales e Igualdad propuso un programa de leyes y medidas, de manera que para el 2022 se haya eliminado la brecha salarial existente.

La emisión del certificado de igualdad es una de las medidas con las que este programa se está convirtiendo en realidad.

El incumplimiento de la ley también supone la aplicación de multas y sanciones, por lo que las empresas islandesas deben adaptarse al cambio y corregir sus políticas empresariales.

La situación en otros países

Noruega, Finlandia, Ruanda, Suecia y Nicaragua es el orden de países que siguen tras Islandia y que son un ejemplo en la igualdad de género.

Ya sea por sus leyes vigentes, por la cultura empresarial o por el clima social, estos países tienen claro que el género no debe importar a la hora de fijar la remuneración salarial de los trabajadores.

Aunque se trata de algo que debería ser más que evidente, puesto que los profesionales han recibido la misma formación y poseen las mismas competencias, resulta paradójico que se necesite una ley que obligue a las empresas a aplicar la igualdad salarial para la erradicación de la brecha de género.

Solo cabe esperar que más países de Europa se unan a estas iniciativas y los gobiernos intervengan en el objetivo de conseguir la igualdad y la no discriminación laboral por cuestiones de género, identidad, raza o religión.

La Universidad, desde las aulas y la organización departamental, tiene una importante responsabilidad para que estas leyes, dentro de unos años, no sean necesarias o sean entendidas como un derecho fundamental.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.