Noticias

¿Tienes madera de emprendedor? Aprovéchate de los informes comerciales

      
Si tienen madera de emprendedor aprovéchate de los informes comerciales
Si tienen madera de emprendedor aprovéchate de los informes comerciales
  • Si estás pensando en montar un negocio por tu cuenta ayúdate de los datos que contienen los informes comerciales.
  • Antes de lanzarte al emprendimiento es necesario que hagas un análisis de mercado para saber si nuestra idea es viable.
  • El informe comercial de una empresa te aporta datos sobre su situación financiera, entre otros.

Para todo estudiante es fundamental analizar las salidas profesionales de los estudios que ha decidido cursar, incluso antes de decantarse por alguno, ya que la información que obtenga puede llevarle a cambiar su idea inicial. Y no únicamente por el descubrimiento de unos índices de paro elevado entre los que ya han finalizado.

Existen otras variables a tener en cuenta, como que el día a día del desempeño profesional tras la formación en algo que nos gusta no sea lo que se tiene en mente. No es lo mismo estudiar Historia del Arte y terminar como profesor, como director de un museo o imitando a Indiana Jones, aunque todas las opciones sean igualmente válidas (y al protagonista de la película le diese tiempo para ejercer más de una).

Sin embargo, algunas personas tienen muy clara su vocación y están determinadas a cumplir su sueño. En estos casos, este deseo interno se antepone a cualquier estadística fruto del más concienzudo análisis que indique que no es la opción con la que más fácil encontrarían un puesto de trabajo o la que les reportaría unos mayores beneficios económicos. Y en algunos casos, independientemente de los estudios cursados, esta vocación es la de convertirse en emprendedor. Aquí podrán beneficiarse aún más de la ayuda de los informes comerciales de marcas como eInforma para decidirse por el tipo de negocio que van a iniciar o la ubicación más adecuada.

Aunque el verdadero espíritu emprendedor no es tan habitual como pueda pensarse. Como señala Jeff Stibel, vicepresidente de Dun & Bradstreet, en su artículo “El emprendimiento es una enfermedad” alguien que la padece tiene síntomas claros: salta de la cama antes de que suene el despertador ansioso por ir a trabajar, olvidando incluso ducharse o lavarse los dientes y sin pensar si su vestimenta es la más adecuada para el momento.

Se trata de empresarios para los que sus negocios son una extensión de ellos mismos, como Richard Branson, fundador de Virgin. Aunque, como apunta Stibel, se puede ser un buen profesional y dirigir una empresa sin ser un “verdadero” emprendedor.  

En cualquier caso, si nos hemos decidido por iniciar un negocio, deberemos realizar un estudio de mercado para conocer la viabilidad del mismo, y analizar a la competencia en profundidad, con informes comerciales sobre empresas, para poder decidir si hay hueco para una compañía más, si tenemos algo nuevo que ofrecer o si una zona es más adecuada que otra según el tipo de negocio que tengamos en mente. De acuerdo con el Anuario de INFORMA D&B, de las 88.722 sociedades creadas en 2012 la mitad no continúan activas. Así que cuanto menos se deje al azar mejor.

¿Cómo ayudarse de los informes comerciales?

Un informe comercial es un documento que muestra las características y circunstancias de una empresa en todos sus ámbitos, pero principalmente ofrece información de tipo financiero. Gracias a este documento se podrá conocer el desempeño económico de una empresa, su solvencia y su capacidad financiera. Además, contiene datos de facturación, número de empleados, posibles deudas de la compañía y también indica si tiene alguna reclamación por parte de las administraciones.

Los informes comerciales son veraces ya que se nutren de información pública oficial para extraer y ofrecer de la manera más adecuada los datos de interés. Entre estas fuentes oficiales encontramos el boletín de Registro Mercantil (BORME), listas de morosos (como RAI, ASNEF o Badexcug), el Boletín Oficial del Estado (BOE) y los boletines autonómicos y provinciales. Nos ayudan a conocer en profundidad a las empresas que van a ser la competencia dentro de un determinado sector, pero también a aquellos con los que se va a trabajar bien como clientes o como proveedores.

Entre la información que incluyen encontramos los datos generales de la compañía (razón social, NIF, datos de contacto, número DUNS), los financieros (capital social, ventas, activos, empleados…), su estructura corporativa (miembros de la misma y accionistas) y además la documentación relativa al Riesgo de Aceptaciones Impagadas (RAI), con información de las listas de morosos actualizadas para poder evaluar la solvencia de una compañía.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.