• ¿Quién eres?

Noticias

¿No tienes experiencia en tu CV? ¡Realiza unas prácticas no laborales!

      
Las prácticas son la mejor manera de comenzar a desarrollar tu experiencia profesional
Las prácticas son la mejor manera de comenzar a desarrollar tu experiencia profesional
  • La puesta en práctica de lo aprendido es necesario y no hay mejor manera de comenzar que con unas prácticas profesionales.
  • Te explicamos en qué consiste este tipo de prácticas no laborales y su impulso para conseguir un primer empleo.
  • Aprovecha tu paso por la Universidad o la realización de un máster para realizar prácticas y comenzar a ganar experiencia laboral.

Las prácticas no laborales en empresas forman parte de un programa promovido por el Servicio Público de Empleo. Esta propuesta se crea con la finalidad de que jóvenes ya titulados, con escasa experiencia laboral e inscritos como demandantes de empleo pueden acceder a oportunidades que mejoren su empleabilidad.

Este tipo de prácticas, nada tienen que ver con las prácticas curriculares o extracurriculares que se realizan en la Universidad y bajo los convenios de estas instituciones.

El programa se dirige a jóvenes entre los 18 y 25 años que se encuentren en búsqueda de empleo. Además, deben de poseer una titulación universitaria o de formación profesional – de grado medio o superior- o un certificado de profesionalidad.

Otro de los requisitos para acceder a este programa es que los solicitantes no deben de haber tenido una relación laboral con una empresa superior a los tres meses. Es decir, que su experiencia laboral se limita a las prácticas que han podido realizar durante tus estudios.

Aunque los requisitos del programa sean muy limitados y excluyan a muchos titulados, es una oportunidad para aquellos que están buscando su primer empleo y necesitan reforzar la puesta en práctica de sus competencias.

Prácticas Internacionales: amplía tu búsqueda del primer empleo

Accede aqui

El Servicio Público de Empleo es el encargado de firmar el convenio con las empresas interesadas en participar en este plan. También elaborarán un plan concreto sobre la práctica, especificando detalles como la duración, jornada, contenido y objetivos de la práctica. Ellos también serán los encargados de seleccionar a los candidatos y destinarles a una empresa en concreto.

Por su lado, la empresa nombrará a un tutor que se encargará de dirigir y supervisar la tarea del trabajador en prácticas durante los tres o nueve meses que puede durar la relación laboral.

Las empresas no tienen la obligación de contratar a ninguno de los participantes, pero sí recibirán ciertas compensaciones para cubrir los gastos relativos a las acciones de formación y supervisión. En el caso de que decidieran contratar al joven, se les aplicará una serie de medidas y la aplicación de subvenciones que faciliten la generación de un primer empleo.

Por su parte, el becario recibirá una prestación económica por su trabajo y esta cantidad será igual o superior al 80% del IPRM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) vigente.

El becario recibirá un certificado de la práctica realizada, incluyendo todos los detalles relevantes para acreditar su experiencia laboral.

Este tipo de programas son muy necesarios para evitar el estancamiento que sufren muchos jóvenes una vez han conseguido su situación y se enfrentan a un mundo laboral muy competitivo, sin apenas experiencia.

Si reúnes los requisitos anteriores, acércate a tu oficina de empleo e infórmate de los detalles para participar en este programa.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.