Noticias

Así cambiará la tecnología el trabajo de director ejecutivo

      
La necesidad de adaptación a los cambios llega hasta los altos cargos de las empresas
La necesidad de adaptación a los cambios llega hasta los altos cargos de las empresas
  • Los cimientos del mercado laboral se han removido con la llegada de la transformación digital.
  • El avance continuo de la tecnología obliga hasta a los directores ejecutivos de las empresas a estar pendientes de cada novedad.
  • Adaptarse a todos los cambios que se están dando es la clave para mantenerse a la cabeza de las grandes empresas.

Sí, sabemos que la transformación digital ha hecho que los cimientos de todo lo que conocemos hasta ahora se tambaleen. No solo el ámbito de la tecnología, también otros como la educación se han visto afectados por estos avances. Y las empresas y sus directivos no iban a ser menos.

La incorporación de lo digital a todos los aspectos de la empresa está haciendo que el trabajo de director ejecutivo sufra también estos cambios. El fácil acceso a gran cantidad de información actualmente es una de las grandes ventajas de este cambio.

Se puede acceder a todo tipo de publicaciones de forma instantánea, e incluso a informes e investigaciones de los departamentos de otras empresas. La única desventaja es que al ser una cantidad tan grande se tarda tiempo en descubrir qué puede ser importante y qué no.

La administración de las empresas es otro de los ámbitos en los que se están experimentando grandes cambios. Las juntas llenas de miembros inflexibles ya no tienen cabida en empresas con voluntad de progreso.

Las empresas actuales necesitan ejecutivos que puedan adaptarse a los nuevos tiempos.

Las nuevas tecnologías no son el enemigo, sino algo a lo que hay que adaptarse. Una buena adaptación puede hacer además que las comunicaciones con clientes y colectivos que puedan interesar a la empresa sean mucho más fluidas.

¿Sabes ya cuál va a ser tu futuro?

Más info

Pero si hay un ámbito en el que las nuevas tecnologías están jugando un papel fundamental de las empersas es el de las comunicaciones externas. Una buena planificación de la comunicación con el público y otras empresas puede reportar un buen feedback.

Es cierto que una buena opinión externa no va a solucionar los problemas internos que pueda haber. Sin embargo teniendo ese ámbito controlado resulta más fácil arriesgar en otros aspectos.

¿Y a nivel interno? No todo se basa en la reputación de cara al exterior. La comunicación con los empleados siempre ha sido fundamental y escucharlos puede ser de gran ayuda para seguir progresando. Lo mismo que apuntarse a tendencias de captación de ideas como el crowdsourcing.

A través de plataformas digitales es posible conocer opiniones y propuestas que puedan dinamizar la empresa y mantenerla actualizada. Si hay algo en lo que aún necesitan trabajar estas empresas es en encontrar una forma de devolver los beneficios obtenidos gracias al crowdsourcing. El reto es conseguir un sistema de recompensas para aquellos que proponen todas esas novedades.

Es evidente que la transformación digital obliga a todos los mandos de la empresa a adaptarse a una comunicación mucho más fluida.

Parece que el compartir ideas está llamado a sustituir al mandar, más que altos mandos se necesitan nuevos tipos de líderes. ¿Será este el momento de la aparición de empresas más descentralizadas?



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.