Noticias

5 razones por las que las reuniones de pie son más efectivas

      
Las reuniones de pie pueden ser mucho más efectivas que las habituales
Las reuniones de pie pueden ser mucho más efectivas que las habituales
  • En las reuniones de empresa tradicionales es común encontrar a algunos trabajadores distraídos y totalmente ajenos a lo que se está tratando.
  • Tener que asistir a reuniones es algo inevitable, pero existen maneras de mejorarlas para tener toda la atención de los asistentes.
  • Si eres tú quien convoca la reunión hazte un favor a ti y a todos los asistentes e intenta que no dure demasiado.

La mayoría de las personas cuando piensa en una reunión lo hace como si fuera un fastidio, o como si se tratara de un momento de descanso del trabajo. Y es que no, no nos gustan las reuniones.

El trabajo en equipo es algo en lo que poco a poco se va mejorando, pero las reuniones de equipo siguen pareciéndonos de lo más tedioso. Y lo peor es que no nos podemos escapar de ellas.

Nosotros también las hemos vivido, largas, aburridas... Esas en las que agradeces que te entreguen papeles en los que poder hacer algún que otro dibujo cuando ya has perdido el hilo. Pero aunque estemos acostumbrados a hacerlo así no quiere decir que deba ser de esa forma.

Las reuniones a menudo van unidas a la toma de decisiones importantes o a comunicar cambios y novedades en la empresa. Mantener una actitud así no ayudará a que esa labor se haga correctamente.

Es posible que la clave esté en replantearse la manera de hacerlas. Mantener este tipo de reuniones de pie es una forma de hacerlas más ágiles y llevaderas. ¿No te lo crees? Nosotros te damos 5 razones.

1. Son más cortas

Si la reunión se ha planificado correctamente no deberías necesitar mucho más de 15 minutos para debatir las cuestiones principales. Prescindir de las sillas y las reuniones largas hará que estas sean más efectivas. Y además se volverá antes al trabajo para poner en práctica lo comentado en la reunión.

2. Son más claras

Al estar todos de pie la reunión comienza ya con los objetivos definidos. Las conversaciones se centran en los temas a tratar. Además se da menos espacio al hablar por hablar o a introducir temas que no tienen que ver con el propósito del encuentro.

3. Participa menos gente

¿Realmente crees que necesitas a todo un departamento presente para tu reunión? Pioriza quién debe estar realmente en ella, aunque sea para anunciar una medida que afecte a todo un área de trabajo. Piensa que el jefe de ese área puede organizar una reunión aparte en la que comunicarlo. Además las reuniones de más de 10 personas invitan a la distracción.

4. No hay distracciones

Manteniendo una reunión de pie no hay lugar para distracciones. No puedes tener un ordenador con el que desconectar. Tampoco un papel en el que hacer garabatos para evitar aburrirte. Ni siquiera puedes tener un teléfono, pues si desvías tu atención para mirarlo será demasiado evidente.

5. Una una vez a la semana

Al ser más cortas y concisas es posible celebrar una cada semana para llevar un seguimiento más exhaustivo de la productividad. Apenas robarán 15 minutos de tu tiempo y a cambio la productividad será mayor y más eficiente.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.