6 formas de enamorar a tu jefe

Tú también puedes convertirte en ese empleado más valorado por el jefe

Descubre cómo convertirte en impresincible para tu jefe
Descubre cómo convertirte en impresincible para tu jefe


¿Cuántas veces has pensado en ese compañero de trabajo? Ese que parece que lo hace todo bien siempre. Ese del que el jefe no para de hablar y que se lleva siempre los mejores trabajos. ¿Nunca has pensado que ese podrías ser tú?

Sí, sabemos que hay jefes que sobrepasan la exigencia y que tú haces tu trabajo. ¿Te preguntas qué estás haciendo mal? ¿Por qué no tienes ningún reconocimiento?

Todos hemos experimentado algún momento de frustración en nuestro puesto de trabajo, pero si lo que quieres es llamar la atención de tu jefe no basta solo con hacer lo que debes.

Al igual que a la hora de buscar trabajo debes encontrar ese algo que te diferencie de los demás también debes hacerlo en tu empresa. Crece en competencias y conocimientos, ten iniciativa y adelántate a lo que pueda ocurrir.

Quizás te parezca imposible pero sí, tú también puedes llamar la atención de tu jefe y solo necesitas un poco de esfuerzo y unos consejos.

1. Amplía tu perspectiva

Sí, ya sabemos que estás formado para tu empleo y que lo desempeñas bien pero eso supone quedarse en las uperficie. Tu empresa está en un sector, ¿porqué no te molestas en conocerlo más? Ten una visión más global de dónde se enmarca tu empresa.

Infórmate sobre las últimas novedades del sector, conoce las últimas tendencias, busca posibles competidores y sus puntos fuertes. Esto hará que te anticipes a cualquier necesidad que pueda surgir.

2. Reconoce tus errores

Todos los cometemos y que tu jefe vea que no huyes de los tuyos es algo que tendrá en cuenta. Lo importante es que ofrezcas soluciones. Haz que tu jefe se entere de que te has equivocado cuando ya estés solucionándolo.

3. Mantén tu actitud

Ya sabemos que el pesimismo y el mal humor pueden ser contagiosos así que huye de ellos. Mantén una actitud positiva y trata de reenfocar esos momentos en los que puedas sentirte estresado. Aunque no lo parezca podrás influir en tus demás compañeros y generar un ambiente más agradable.

4. Ten iniciativa

Estar comprometido con tu empresa y su labor es lo mejor que puedes hacer. Por eso ten iniciativa y anticípate a lo que pueda necesitarse para el próximo proyecto o la siguiente labor que se te debas hacer.

5. Adquiere nuevas competencias

Es cierto que la empresa puede ofrecerte cursos de formación para ampliar algunos de tus conocimientos y habilidades. ¿Pero por qué esperar? Puedes estar al día formándote online, haciendo cursos que te ayuden a hacer aún mejor tu trabajo.

6. Relaciónate con otros departamentos

No te limites a tu área de trabajo. La empresa está compuesta por muchas más y que conozcas a gente de cada una de ellas hará que te vean como alguien muy implicado en su trabajo. La buena comunicación interna es fundamental.