Noticias

Cómo afrontar un ERE y sobrevivir al despido

      
Tu actitud es determinante a la hora de gestionar el proceso de despido
Tu actitud es determinante a la hora de gestionar el proceso de despido
  • Te damos algunas claves para conocer mejor el proceso de un ERE y cómo hacerle frente.
  • La recolocación o el emprendimiento son algunas de las alternativas para volver al mundo laboral.
  • Una actitud optimista y estar abiertos a las negociaciones son las mejores maneras de superar un despido.

Qué es un ERE

Un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) es un proceso usado por las empresas para reducir plantilla y justificar despidos ante una mala situación económica.

Según la gravedad de la situación, los directivos pueden optar por aplicar tres tipos diferentes de expediente:

De reducción de jornada: en la que el trabajador conserva su trabajo, pero trabaja menos horas, y por tanto, su salario se adecua a esta nueva jornada.

De suspensión: se realiza un reajuste de plantilla y producción en la programación anual, de manera que hay días, semanas, o meses, en los que los trabajadores no deberán acudir a su puesto de trabajo

De extinción: es la situación mas extrema, en la que parte de la plantilla es despedida, ya sea por causa económicas, técnicas, o productivas que lo justifiquen.

En todos los casos anteriores, la empresa debe explicar las causas y dar datos que justifiquen la aplicación del ERE. Aunque desde la pasada crisis, se agilizaron los procesos por parte del Consejo Regulador, y las empresas tienen más fácil aplicar este tipo de despidos.

Proceso y negociación

La aplicación de un ERE es un proceso que no se comunica de un día a otro, por tanto, es normal que durante una temporada los directivos de la empresa comiencen a hacer reajustes y expongan la situación a la plantilla.

En este caso, es el momento de comenzar las negociaciones, con la intervención de grupos sindicales y asesores laborales, para asegurar que en el proceso reina la comunicación y transparencia.

Como trabajador – y dentro de los baremos marcados por la ley – todos los trabajadores tienen derecho a recibir:

  • Indemnización por desempleo, según antigüedad en la empresa
  • Solicitar la presentación de desempleo, según la cotización salarial
  • Solicitar ser incluidos en un plan de recolocación laboral
  • Impugnar el despido y tomar medidas legales, en el caso que se crea que no hay fundamentos para la aplicación del ERE o no se llegue a un acuerdo con la cuantía de la indemnización.

Por estos motivos, las negociaciones entre empresarios y trabajadores suelen ser vitales para una aplicación del ERE que sea conforme a todos.

El trabajador con antigüedad tiene el poder de negociar para recibir una indemnización entre el mínimo legal – 20 días por año trabajado-, y el máximo que suelen estar dispuestos a pagar, en torno a unos 33 días por año.

En el caso en el que la empresa se declare insolvente y aplique un despido colectivo, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) se hará cargo de los pagos, aunque estos son mucho menores en relación al salario que percibían los trabajadores.

Encuentra el trabajo que buscas

únete al Employment Club

Cómo afrontarlo

  • A parte de la indemnización, el trabajador pasa a cobrar el subsidio de desempleo y continua teniendo una fuente de ingresos, dentro de los periodos marcados por ley.
  • El trabajador puede, o no, adscribirse al plan de recolocación que proponga la empresa y que debe proponer cuando despida a más de 50 personas de su plantilla.
  • Puede ser una oportunidad para comenzar una nueva actividad profesional o ampliar y renovar la formación.
  • Quizás sea la oportunidad para emprender el negocio en el que siempre se ha pensado y generar empleo por uno mismo.

Ante todo, mantener una actitud positiva y resolutiva, facilitará el proceso y la aceptación de la nueva situación.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.