Noticias

La autoevaluación, clave para superar una entrevista de trabajo

           Autor: María Moreno Sierra
La autoevaluación, clave para superar una entrevista de trabajo
La autoevaluación, clave para superar una entrevista de trabajo  |  Fuente: Shutterstock

Acaba la entrevista de trabajo, por fin puedes respirar. Parece que el trabajo duro y la preparación han surtido efecto, aunque hay varias cosas que podrían haberse mejorado. Por ello, este es el momento ideal para hacer una autoevaluación, una técnica que mejorará tus futuras entrevistas y aumentará las posibilidades de superar un segundo encuentro.

La autoevaluación no es más que la técnica que te permitirá conocer tus fortalezas e identificar las debilidades con el fin de mejorar en sucesivas entrevistas. Es necesario que este análisis se haga lo antes posible, por lo que tendrás que irte a casa directamente después de la entrevista. Olvídate de quedar con amigos o irte de compras. Lo primero es lo primero.

Una vez en casa, descálzate, ponte ropa cómoda y come algo. Después, coge papel y bolígrafo y comienza a recordar todo el proceso, desde que entraste a la empresa y hasta que cerraste la puerta de la oficina.

Cómo hacer una autoevaluación

  • Primeramente tienes que pensar 3 o 5 cosas por las que crees que has triunfado. Qué fortalezas has sabido potenciar y qué aptitudes han deslumbrado al reclutador.
  • Posteriormente haz lo mismo con tus debilidades, señalando algunas de las cosas que cambiarías o que crees que no has respondido debidamente.
  • Ahora que has identificado tus puntos débiles, es el momento de buscarles una solución. Piensa cómo deberías responder en futuras entrevistas, qué gestos debes trabajar más o qué aptitudes debes potenciar para cumplir con los requisitos de la compañía.
  • Para que la autoevaluación sea lo más completa posible, es necesario recordar las preguntas que nos ha formulado el reclutador, escribiendo aquellas que nos pillaron por sorpresa, que tuvimos dificultades a la hora de responder o que podíamos haber argumentado de manera diferente. Piensa en la contestación que diste y en la respuesta que habría sido más adecuada. Así estarás preparado para futuras entrevistas.
  • En la entrevista seguro que has escuchado unas cuantas palabras clave que el reclutador ha empleado repetidamente. ¿Se ha referido al trabajo en equipo, la empatía y la proactividad? Apunta todos los términos que creas que son importantes para el cargo y empléalos en futuras entrevistas, sobre todo si ese mismo reclutador te convoca para un segundo encuentro.
  • En caso de que esta llamada se produzca, recapacita sobre el empleo y las condiciones que ofertan. Si aún quedan muchas incógnitas por resolver, como el salario, el horario o la flexibilidad, toma nota de todas ellas, ya que no querrás terminar la segunda entrevista sin haber resuelto todas tus dudas.
  • La autoevaluación finaliza con una comparativa entre la empresa que acabas de conocer y otros empleos para los que te has entrevistado. También puedes medir en este apartado la situación general de tu profesión, midiendo si el salario es justo y las condiciones favorables para ti.

Una vez que hayas terminado la autoevaluación, tendrás claro si quieres seguir luchando o no por el puesto. Si estás conforme con la información que has conocido hasta el momento y quieres trabajar en la compañía, no te levantes de la silla y comienza a redactar una carta de agradecimiento.



Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.