Noticias

¿Es bueno negociar una oferta de trabajo a través del correo electrónico?

           Autor: María Moreno Sierra
¿Es bueno negociar una oferta de trabajo a través del correo electrónico?
¿Es bueno negociar una oferta de trabajo a través del correo electrónico?  |  Fuente: Shutterstock

El proceso de selección ha sido duro. Te has tenido que enfrentar a varias entrevistas de trabajo telefónicas, presenciales y grupales. Han pasado ya dos semanas desde la última prueba y aún no sabes nada. De repente llega el email de confirmación. ¡El trabajo es tuyo! Es el empleo de tus sueños y vas a aceptar seguro, aunque siempre es bueno negociar las condiciones antes de firmar ningún documento. Pero, ¿es mejor hacerlo por teléfono o a través del correo electrónico?

Nunca, bajo ninguna circunstancia, negocies tus condiciones laborales por email. Es cierto que te sentirás más seguro y confiado, ya que no lo enviarás hasta que no estés 100% conforme con el texto. Sin embargo, el empleador se lo puede tomar como una lista de demandas, y no como una negociación. Si quieres hablar del sueldo, del horario o de la modalidad de empleo, descarta hacerlo con el correo electrónico.

Lo que sí debes hacer es escribir un email de respuesta expresando tu felicidad por poder formar parte de la compañía, además de pedir por favor un momento para discutir algunos detalles por teléfono. Lo más normal es que en estos casos te responda el empleador o el responsable de recursos humanos para concertar la cita.

Antes de la llamada, busca un lugar adecuado para hablar. Evita los ruidos y las distracciones, teniendo en cuenta que esta seguramente tenga una duración de unos 15 minutos. Lo recomendable es tener una mesa a mano para poder extender todos los papeles o notas que se necesiten durante la charla.

Seguramente estés nervioso, ya que aunque la oferta esté sobre la mesa, quieres causar una primera buena impresión. En estos casos puede ayudar beber un poco de agua antes de la llamada, además de colocar en el campo de visión alguna fotografía u objeto que te proporcione calma y felicidad.

Algunas de tus peticiones serán rechazadas o aprobadas en el mismo momento, aunque quizás otros puntos deban ser tomados en cuenta con más tiempo. Por ello, es posible que te devuelvan la llamada más tarde o en días sucesivos para cuando la decisión final haya sido tomada.

Es importante que no aceptes el trabajo si las condiciones no son justas ni se adaptan a tus expectativas, aunque también es cierto que es necesario ser realistas y conocer las circunstancias de la empresa y del mercado. No pidas un sueldo muy por encima de tus habilidades y tu cargo, aunque tampoco te conformes con la primera cifra que te ofrezcan. En el balance está el gusto, y la negociación telefónica es todo un arte que debes aprender.



Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.