Noticias

Aprende a hablar de tus defectos en una entrevista de trabajo

           Autor: María Moreno Sierra
Aprende a hablar de tus defectos en una entrevista de trabajo
Aprende a hablar de tus defectos en una entrevista de trabajo  |  Fuente: Universia

Todos los expertos en Recursos Humanos recomiendan ser honestos y naturales durante las entrevistas de trabajo. Pero, ¿cómo decir la verdad si eres impuntual, desordenado o dormilón? Los reclutadores suelen preguntar sobre las debilidades de los candidatos con el fin de conocer verdaderamente a la persona y analizar su capacidad de reacción y de autocrítica ante cualquier pregunta. Por ello, te recomendamos que también trabajes con las capacidades que debes mejorar para no dejar nada al improviso.

Sigue leyendo y aprende a hablar de tus defectos sin que estos supongan una desventaja en tu candidatura:

  1. Nunca digas nada negativo de ti mismo si no te preguntan, ya que te mostrará como un profesional débil, crítico y con baja autoestima.
  2. La clave está en convertir las debilidades en fortalezas. ¿Te obsesiona el orden? Di que eres perfeccionista. Es cuestión de planificación y estrategia, por lo que deberás pensar en todo aquello que puedes mejorar e intentar sacar el lado positivo de la cuestión. No viene de más explicar que, aunque es uno de tus puntos débiles, no influirá en tu relación con la compañía ni en el desempeño de tu trabajo.
  3. Los excesos siempre son malos. Los reclutadores verán negativamente a un candidato que se cree el mejor trabajador y a uno que se infravalora demasiado. Explota ligeramente tus fortalezas, sin pasarte, y maquilla tus puntos débiles mostrando confianza en ti mismo y en tu profesionalidad.
  4. Es normal que nos pongamos nerviosos cuando el reclutador nos pregunta, por ejemplo, por qué dejamos nuestro último empleo - sobre todo si la relación con los jefes o compañeros no acabó de la mejor manera-. En estos casos es importante que te tomes un tiempo antes de contestar, demostrando que tienes el control de la situación.
  5. Piensa bien lo que vas a decir, recordando que nunca debes opinar negativamente de otra empresa o de su plantilla. En su lugar, explica lo que te ha aportado dicha experiencia y las cosas positivas que pudiste aprender a lo largo de los años y las diversas oportunidades que se han presentado ante ti. Otro truco es hablar de generalidades, obviando los aspectos más profundos, delicados y personales.
  6. ¿Te han despedido de tu anterior trabajo? Cuidado si la causa fue por incompatibilidades con el jefe, ya que puede ser visto de forma negativa. Prepara bien estas respuestas para que tu candidatura no se vea afectada. ¿Perdiste el trabajo por los recortes de plantilla? Di la verdad, ya que no serás el primer trabajador que ha sufrido este problema, y más aún a día de hoy. Si las causas se debieron a problemas de horarios o sueldos, maneja el asunto con delicadeza. Explica, por ejemplo, que el despido se debió a problemas de sostenibilidad con la empresa.

Como siempre explicamos, es fundamental que analices y conozcas a la compañía antes de asistir a la entrevista, investigando su historia, su misión y su visión. Encuentra los valores más apreciados por la empresa y explótalos. Aunque pueden variar dependiendo de la organización y el empleo, suele ser importante la capacidad para adaptarse a los cambios, el poseer buenas dotes comunicativas y mostrarse como un profesional comprometido, proactivo y empático.

Encuentra las mejores ofertas de empleo

Más info


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.