Noticias

Inseguridades en el trabajo que son más frecuentes de lo que parecen

      
Inseguridades en el trabajo que son más frecuentes de lo que parecen
Inseguridades en el trabajo que son más frecuentes de lo que parecen  |  Fuente: Universia

Todo el mundo, independientemente de su cargo o su experiencia, se encuentra inseguro en algunos momentos. Lo cierto es que esta no es una cualidad exclusiva de los empleados, ya que los jefes también tendrán sus dudas y miedos a la hora de tomar ciertas decisiones.

¿Crees que tus inseguridades pueden pasarte una mala jugada en el trabajo? No eres el único que experimenta confusión e incertidumbre en la oficina. Si no lo crees, sigue leyendo.

  1. Muchas personas tienen miedo a preguntar o decir alguna tontería. En lugar de obsesionarte con quedar siempre bien, aprende y muéstrate como un profesional proactivo. ¿Tienes que preguntar algo que el resto de compañeros ya sabe? ¿No entiendes algún término que se está utilizando en la reunión? Piensa que si no preguntas, no podrás desempeñar el trabajo debidamente. Además, tus superiores te verán como un profesional activo, implicado, seguro y comprometido.
  2. No te sientas mal si, cuando te ha preguntado el jefe en mitad de la reunión, no has tenido ninguna idea brillante. Cuando a tu cerebro se le encienda la bombilla, envía un email a tus compañeros comentándoles tus ideas o espera a la próxima reunión y prepárate la presentación.
  3. En ocasiones, sin darnos cuenta, podemos dañar nuestra reputación con algún que otro comentario. Además, según que palabras utilicemos, también podemos ofender a un compañero de distinta raza, profesión, religión, etc. La clave está siempre en empatizar y ponerse en la situación del otro. Si ya es demasiado tarde y el daño está hecho, acércate a esa persona y discúlpate honestamente, haciendo lo que esté en tu mano para enmendar el error.
  4. Todos nos hemos sentido alguna vez abrumados por la cantidad de trabajo. Si crees que no vas a ser capaz de abarcarlo todo, es mejor ser honesto con tus compañeros y tus superiores. No te verán como una persona vaga si de verdad estás estresado, sino como un profesional que quiere lo mejor para su empresa. Fundamental es, sin embargo, aprender a planificar el tiempo y organizar las tareas por orden de prioridad.
  5. Es normal que te sientas inseguro cuando escribes o llamas a alguien y no obtienes respuesta. ¿Esperas saber de un posible aumento de sueldo? ¿Tienes un potencial cliente? Lo primero que debes hacer en estos casos es relajarte y pensar que esas personas quizás estén ocupadas. Después, intenta averiguar cuál es el mejor modo para comunicarte con ellos, ya que quizás prefieran el teléfono, el correo electrónico o que les visites en persona.


Tal y como hemos explicado, es totalmente normal sentirse inseguro en el trabajo. Sin embargo, piensa que si tus aportaciones son tenidas en cuenta y tus compañeros y superiores están contentos con tu trabajo, seguramente todo sea fruto de tu imaginación. No te preocupes tanto y comienza a disfrutar de tu carrera.



Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.