Noticias

Cómo ganarse el afecto del jefe

           Autor: María Moreno Sierra
Cómo ganarse el afecto del jefe
Cómo ganarse el afecto del jefe  |  Fuente: Shutterstock

Los tiempos han cambiado, y mucho. Seguro que la mayoría de vosotros tiene padres que han permanecido en su puesto de trabajo durante 20, 30 o 40 años. ¿Y ahora? Un joven que conserva su empleo durante una década es todo un héroe. De hecho, las estadísticas muestran que el 90% de los millennials no ejercen un mismo empleo durante más de un lustro. ¿Esto qué implica? Además de que nos pasamos la vida buscando trabajo, que siempre tenemos que estar conociendo a nuevos jefes.

Cuando llegas a una nueva empresa debes adaptarte a su forma de trabajo y, aunque seas un estupendo profesional, puede que te cueste un poco aclimatarte a tus compañeros y superiores. Los primeros meses marcarán tu futuro en la empresa, por ello, es importante que caigas bien al jefe y comiences a crear una fructífera relación. ¿No sabes cómo? Sigue leyendo.

  1. Busca temas en común. ¿A los dos os gusta el mismo equipo de fútbol? ¿Os encanta practicar pádel? ¿Sois amantes de la pintura? Las similitudes permiten crear un canal de comunicación constante y fluido, así como preguntar en ocasiones por la familia. Eso sí, no te olvides de los compañeros, e intenta crear también con ellos ciertos lazos afectivos.
  2. Haz saber a tu jefe que estás a su servicio, aunque sin pasarte de la raya. Un empleado pelota nunca será bien recibido por parte de los compañeros. Muéstrate disponible e interesado en el trabajo de la empresa, alégrate por los logros y decepciónate cuando no se alcancen los objetivos.
  3. ¿Ha habido algún problema con un cliente? Busca la solución y plantea a tu superior las buenas y las malas noticias. De esta forma, tu jefe te verá como un activo útil en la compañía.
  4. ¿Estás demasiado ocupado? Si no eres capaz de terminar tus encargos, tu jefe puede pensar que eres un profesional ineficaz. Recuerda que la clave del éxito es la organización, por ello, es importante que elabores un calendario en el que se reflejen las tareas urgentes e importantes.
  5. Utiliza el canal de comunicación que mejor venga a ambas partes. ¿Tu jefe no admite visitas en su despacho? Quizás prefiera que te pongas en contacto por teléfono, llamando a su secretaria o por email. ¿Es de los que prefiere atender a todo el mundo? No lo dudes y acude a su oficina para aquello que necesites.
  6. Siempre debes dar tu opinión, compartiendo tus ideas y proyectos. ¿Quieres ganarte al jefe? Muéstrate como un profesional activo y creativo.
  7. Deja los nervios y el estrés en casa. Haz ver a tu superior que eres ese profesional incondicional que necesita a su lado, aunque no siendo el empleado pelota que le da siempre la razón. Recuerda que los jefes quieren trabajadores con carácter e iniciativa.


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.