Noticias

Qué hacer cuando un proceso de selección se alarga demasiado

      
Qué hacer cuando un proceso de selección se alarga demasiado
Qué hacer cuando un proceso de selección se alarga demasiado  |  Fuente: Universia

Muchas empresas, aunque no son la norma, abren larguísimos procesos de selección que pueden durar incluso meses. Los candidatos al puesto seguramente deban pasar entrevistas telefónicas, varias videoconferencias y algún que otro encuentro personal.

Está claro que nada está en tu mano y el mejor consejo es esperar, aunque sí que puedes llevar a cabo una serie de acciones que te permitan, ligeramente, ayudarte a sentir que estás en control:

 

1. ¿Tienes que incorporarte a otro trabajo?

Es cierto que es un movimiento un poco arriesgado, aunque pues escribir un email a la persona con la que te has entrevistado si tu tiempo se acaba y debes incorporarte a otro sitio. Durante el período de selección, es posible que hayas tenido otras ofertas o debas reincorporarte a tu antiguo puesto.

En tu email puedes decir que estás muy contento con haber podido formar parte del proceso, aunque actualmente has recibido otras ofertas y debes incorporarte en tantos días. Aunque esta empresa es tu primera opción, y estás muy ilusionado con la idea de poder formar parte de ella, te gustaría saber si se conoce el plazo para tomar la decisión final, ya que tampoco quieres perjudicar a la otra compañía.

Solamente envía este email si es cierto que debes incorporarte a otro trabajo, ya que corres el riesgo de ser eliminado de la carrera por el puesto si el proceso de selección aún se va a alargar más.

 

2. Indaga sobre la empresa

En el tiempo que dura el proceso, quizás puedas conocer un poco más la historia, la misión y la visión de la compañía. Puedes enviar un correo electrónico al CEO o al gabinete de recursos humanos -dependiendo de la envergadura de la empresa- para interesarte un poco más por su trabajo.

Posiblemente este email no obtenga respuesta, aunque te hará despuntar del resto de competidores y posicionarte como un profesional curioso y comprometido.

 

3. ¿No te han cogido?

Los procesos de selección pueden alargarse por muchos motivos. Quizás el gabinete de recursos humanos estaba pendiente de saber cuánto podría pagar al candidato, se encontraban indecisos entre dos profesionales, etc.

Lo normal es que tu ánimo decaiga durante la espera, aunque es importante que estés contento por haber pasado varias fases, ya que has superado a cientos se personas que han quedado en el camino.

Aunque finalmente no te hayan seleccionado, debes mantener una actitud positiva. Seguramente, si has llegado hasta aquí, no es que hayas hecho nada mal, por lo que podrás afrontar el siguiente reto con el mismo ánimo y profesionalidad.

 

Encuentra las mejores ofertas de empleo

Más info


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.