Noticias

Cómo causar una gran primera impresión

      
Piensa en cómo te percibe el otro y cómo querrías ser visto.
Piensa en cómo te percibe el otro y cómo querrías ser visto.  |  Fuente: Shutterstock

Las primeras impresiones se forman en segundos, y hay ciertas actitudes y hábitos que rápidamente permiten discernir al reclutador y empleador cuando te presentas a una entrevista laboral. Si quieres agradar rápidamente y dejar de lado la incomodidad típica de estas circunstancias, te acercamos algunos consejos útiles:

1. Sé puntual 

Nada te hará quedar tan mal tan rápido como llegar tarde a una entrevista laboral, a tu primer día de trabajo o a una reunión de trabajo, incluso si es durante 1 o 2 minutos. Siempre llega con tiempo, prevé los atascos que puedan producirse en el tráfico y las dificultades que puedas tener para aparcar. Si por cualquier motivo tienes que llegar tarde, asegúrate de avisar.

2. Piensa en tu aspecto

Es importante asegurarte que proyectas precisamente la imagen que quieres dar, y que eres la mejor versión de tu persona de pies a cabeza. Revisa tu pelo, la ropa que llevas y los accesorios. Si transmites una imagen poco profesional, difícilmente serás tomado en serio. Revisa tu ropa, que no esté arrugada, manchada o rasgada de ningún modo; y evita los accesorios y peinados que distraigan.

3. Da un apretón de manos firme

Los apretones de manos pueden ser algo anticuados, pero su importancia se mantiene. Si das un apretón demasiado fuerte, se te percibirá como dominante, amenazante o controlador, pero si es débil transmitirás inseguridad y poca confianza. Lo ideal es dar un apretón firme y seguro. Si no sabes qué tipo de apretón es el que tienes, practica con colegas, amigos o familiares para mejorarlo. Recuerda que deben durar entre 1 y 3 segundos, no más.

4. Vigila la comunicación no verbal

El lenguaje corporal dice mucho sobre ti. De hecho, recientes estudios han revelado que es hasta 4 veces más importante que lo que dices a la hora de generar una primera impresión. Para crear una buena impresión, lo fundamental es la sonrisa genuina, el apretón de manos firme y el contacto visual. Ve con la cabeza en alto y siéntete orgulloso de quién eres. 

Los nervios generan una impresión negativa. Cuando estés nervioso, intenta que no se perciba. Sonríe, esto te tranquilizará y ayudará al otro a sentir calma también. La sonrisa te hará parecer amigable, accesible, seguro y confiable, definitivamente alguien con quien quieres trabajar. Manténte positivo, las actitudes animadas son fundamentales.

5. Prepárate bien

Si alguien se reúne contigo, lo último que quieres es derrochar su tiempo. En lugar de ello, asegúrate de estar preparado para la reunión. Esto no sólo te hará sentir más seguro y te ayudará a crear una mejor impresión, sino que además generará sentimientos más positivos en los demás.

La preparación varía de acuerdo al tipo de evento, pero siempre conviene que tengas claro los conocimientos que requerirás y los materiales para asegurar el éxito. Esto puede incluir anotaciones, el currículum y las certificaciones, el portfolio con tus proyectos pasados...e incluso la investigación previa. Asegúrate que tienes todo lo que necesitas.

6. Apaga tu móvil

Nada te hará quedar tan mal como un móvil constantemente sonando o vibrando. Apágalo, y ni siquiera se te ocurra responder un mensaje o contestar el teléfono si suena.

7. Inicia la conversación

Para calmar los ánimos tuyos y del resto y garantizar una buena impresión, un poco de cháchara puede ayudar. Prepárate y aprende algo sobre la persona con quién te reunirás o sobre la compañía a la que ingresas y comienza una conversación con ello. O simplemente pregunta, ¿cómo ha ido tu día? y sonríe.

8. Presta atención

Cuando una persona está atenta a lo que se dice y responde acorde, y parece interesado, la primera impresión siempre será positiva. Inclínate un poco hacia el lado de la conversación para comunicar que estás realmente interesado y escuchando con atención.

9. No olvides tus modales

Los buenos modales (por favor, gracias o por favor, pase primero) definitivamente sientan un precedente positivo y generan confianza y agrado. Los buenos modales y la humildad son claves para formar una buena opinión inmediata.

10. Relájate y sé auténtico

Durante una primera reunión todos nos sentimos incómodos o ansiosos, pero si tienes fe en ti y en tus habilidades, y sabes cómo hacer sentir al resto más cómodo, tú también te sentirás mejor. Respira hondo, relájate y sé tú mismo. Crear una buena impresión se trata de transmitir la actitud que tienes siempre, se trata de tener integridad y hacer lo correcto aún cuando nadie está prestando atención. 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.