Noticias

Situaciones laborales en las que el silencio será tu mejor aliado

           Autor: María Moreno Sierra
Situaciones laborales en las que el silencio será tu mejor aliado
Situaciones laborales en las que el silencio será tu mejor aliado  |  Fuente: Fotos Universia

Todo profesional debe hacerse valer en la empresa. Es importante tener siempre presente que cada uno de los empleados tiene algo que ofrecer al proyecto, por lo que su voz y sus opiniones deben ser muy tenidas en cuenta.

Sin embargo, hay una serie de situaciones en las cuales el silencio es la cualidad más apreciada. Aprende a morderte la lengua en estas cinco circunstancias:

  1. Es importante controlar las emociones cuando nos encontramos en el trabajo. Imagínate que acabas de recibir un email en el que un compañero te acusa de haber hecho algo mal. En lugar de ir a su escritorio y comenzar a chillar como un energúmeno, respira y practica un minuto de meditación. Una vez los ánimos estén más calmados, intenta abordar el asunto tanto con él como con un superior si la situación lo requiere. Eso sí, siempre con calma y serenidad.
  2. También es importante acatar las órdenes y cerrar la boca cuando el jefe ha tomado una decisión final. ¿Le has presentado un proyecto mucho más eficiente y económico? Si lo ha rechazado y es su última palabra, agacha las orejas y vuelve a tu escritorio. Seguir insistiendo solamente te presentará como un profesional insubordinado y testarudo, y seguirás sin conseguir su aprobación.
  3. Permanece en silencio siempre y cuando no tengas nada importante que aportar. Mucha gente utiliza las reuniones de equipo para lucirse y escuchar el sonido de su propia voz; sin embargo, lo mejor es escuchar a tus compañeros siempre y cuando no tengas una sugerencia, un proyecto que mostrar o una consulta.
  4. ¿Tentado de usar alguna excusa? Mejor no. ¿Has llegado tarde? ¿No has entregado a tiempo el proyecto? Cualesquiera que sean las razones, pide disculpas a tu jefe y a tus compañeros y pon un punto y final al tema. No sigas con los famosos 'peros' ni pongas excusas a tu falta de profesionalidad. Si lo crees conveniente, puedes explicar las razones, pero nunca justificar tus acciones.
  5. Evita siempre cualquier chisme o cotilleo en la oficina. Además de hacerte parecer un mal profesional, puede incluso acabar con tu puesto de trabajo. ¿Un compañero se acerca para preguntarte si sabes algo del ascenso que se decidirá el viernes? Declina educadamente su oferta de conversación y mantente en silencio. Tampoco te quedes en la mesa si tus colegas comienzan a cuchichear. Limítate a trabajar y deja los cotilleos a las tertulias televisivas.

¿Quieres cambiar de trabajo?

Encuentra las mejores ofertas de empleo


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.