Noticias

Cómo seguir siendo productivo al final de la jornada

      
Cómo seguir siendo productivo al final de la jornada
Cómo seguir siendo productivo al final de la jornada  |  Fuente: Universia

Queda una hora para que finalice la jornada laboral y tú ya has acabado con tus quehaceres diarios. Vas a beber algo de agua, visitas el servicio, comienzas a navegar por Internet, abres y cierras las ventanas de tu pantalla con el fin de perder algo de tiempo, miras el reloj y... ¡solamente han pasado diez minutos!

Para estos casos, lo mejor es buscar alguna tarea corta y sencilla; un trabajo que no precise de mucha atención, concentración ni esfuerzo. Además de pasar el tiempo mucho más rápido, tu jefe te verá ocupado.

 

1. Organiza tus emails

Una persona pasa una media de tres horas diarias al día revisando el correo electrónico del trabajo. Esta tarea se ve ligeramente aumentada el lunes, ya que en este día también es necesario abrir los mensajes recibidos durante el fin de semana.

Aunque no estés centrado para responder emails, sí podrás organizar la bandeja de entrada. Por ejemplo, anula las suscripciones a los boletines que nunca consultas, etiqueta o categoriza en carpetas los correos, borra mensajes antiguos o selecciona aquellos emails que aún debes contestar.

 

2. Diseña tu próximo proyecto

A la mayoría de nosotros no nos gusta dejar las tareas a medias. Sin embargo, esta hora puede servirte para diseñar el plan de trabajo, buscar la información necesaria, concertar las entrevistas oportunas, etc. También podrás pensar en cómo vas a enfrentar el problema, cuánto tiempo te va a llevar o cómo vas a organizar el trabajo. Así te ahorrarás tiempo en el momento en el que te pongas seriamente con el proyecto.

 

3. Actualízate

Este momento puede ser perfecto para cultivar tu mente y seguir formándote, ya que actualmente vivimos en un mundo en constante evolución. Aunque terminaras la carrera con buenas notas, las nuevas generaciones llegan con fuerza y más preparadas que nunca. Por ello, refuerza tus conocimientos y tus habilidades para ponerte al día. Consulta las últimas novedades de LinkedIn, realiza MOOC's gratuitos o lee artículos especializados.

 

4. Organiza tu mesa

Las personas más creativas suelen ser las más desordenadas; sin embargo, una mesa que no esté colocada también puede hacernos perder concentración y que nuestro esfuerzo sea mucho menos productivo. Ni que decir tiene que el jefe tampoco se llevará una buena impresión si tenemos una pila de papeles sin colocar.

Aprovecha esta hora para tirar los documentos que no sirvan, archivar las tareas pendientes y guardar los papeles que debamos conservar pero ya no necesitemos. También podrás ir a lavar la taza del café, clasificar los mensajes de los post-in y colocar el escritorio.

 

5. Planifica la siguiente semana

Es imposible sobrevivir en el día a día sin una agenda. Aquí deberás escribir las tareas pendientes, los trabajos que debes hacer, las horas extra, las citas, etc. Aunque puede parecer algo simple, organizar nuestra semana puede ahorrarnos mucho tiempo, además de mejorar nuestro estado de ánimo y nuestra productividad.

Escribe en una lista todo aquello que debas hacer la semana siguiente. Después clasifica las tareas dependiendo de las prioridades y apunta cada nota en el día asignado del calendario. Este trabajo es ideal para los viernes, ya que además te permitirá comenzar la semana con un poco de adelanto.

¿Quieres cambiar de trabajo?

Encuentra el empleo de tus sueños


Tags:

María Moreno Sierra

Soy una treintañera madrileña cuya vocación siempre ha sido la comunicación. San Agustín dijo: "El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página". Yo no podría estar más de acuerdo.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.