Noticias

El insomnio afecta a tu día a día: cómo combatirlo

      
Practicar una buena higiene del sueño es clave para luchar contra el insomnio
Practicar una buena higiene del sueño es clave para luchar contra el insomnio
  • Dormir pocas horas, o no conseguir descansar bien, pueden ser de los problemas que más influyan a nuestro bienestar y rendimiento diario.
  • Sigue estas pautas para crear una buena rutina y practicar hábitos que beneficien a tus horas de descanso.
  • La sobrecarga de trabajo, las preocupaciones y la acumulación de estrés suelen afectar negativamente a nuestro rendimiento, debido a que le exigimos demasiado a nuestro organismo y no le premiamos con un merecido descanso.

El insomnio es uno de los problemas de salud que afecta, tanto a nuestro bienestar físico, como a nuestra capacidad cognitiva y rendimiento mental, por lo que afecta diariamente a nuestra manera de enfrentarnos a nuestro trabajo y obligaciones.

Aunque los problemas de sueño pueden tener muchas causas, te damos algunas claves para que inviertas en unas buenas horas de sueño y adquieras hábitos que te ayuden a conseguirlo:

Higiene del sueño

Si te cuesta conciliar el sueño o te despiertas varias veces a lo largo de la noche, es importante que cuides tu higiene del sueño y seas estricto con ciertas pautas:

  • Prepara tu habitación para un buen descanso: buena temperatura, oscuridad y sin ruidos.
  • No utilices dispositivos electrónicos en la cama. Lee un libro, una revista, escucha la radio, pero no uses el móvil o la tablet para ello.
  • No practiques actividad física a última hora del día y opta por realizar estiramientos y ejercicios de relajación.

Hábitos saludables

La alimentación también tiene sus efectos en nuestro descanso, hay ciertos tipos de alimentos y dietas que nos pueden ayudar a que nuestro organismo se encuentre en mejores condiciones y por tanto, conseguir mejor calidad de sueño.

Para conseguirlo debemos evitar:

  • No abusar del alcohol, ni de la cafeína.
  • Evitar las bebidas azucaradas y carbonatadas.
  • Llevar una dieta baja en grasas.
  • Realizar una cena ligera, baja en grasas, y temprana.
  • Tomar algún tipo de infusión indicada para la relajación.

Horario fijo

Es importante ofrecerle a nuestro organismo una rutina que le ayude a mantener unos biorritmos constantes.

Intenta cumplir unos horarios similares durante toda la semana, levantándote y acostándote alrededor de la misma hora.

No aproveches el fin de semana para recuperar horas de sueño, porque dormir demasiadas horas tampoco conseguirá que te sientas menos cansado.

Intenta, según tus necesidades, dormir unas 8 horas diarias.

Deporte y meditación

Intenta practicar deporte a diario, ya sea dar un largo paseo, ir al gimnasio o practicar un deporte de equipo.

Cualquier tipo de actividad te ayudará a:

  • Reducir el estrés.
  • Segregar serotonina, esencial para el descanso y el estado anímico.
  • Cansarnos físicamente para que el cuerpo repose mejor durante las horas de sueño.

Junto al deporte, el yoga y la meditación son actividades muy recomendables para personas que acumulan mucha tensión y ansiedad.

Esta práctica, no solo te ayudará a mejorar tu estado físico, sino que también trabajarás el autocontrol y la respiración, factores claves para el descanso.

Aprende a desconectar

Puedes hacer miles de cosas para beneficiar un mejor descanso, pero la más importante de todas es que aprendas a aparcar las preocupaciones y los pensamientos recurrentes.

Dar vuelta a los problemas mientras coges el sueño solo servirá para desvelarte y dormir inquieto.

Cada cosa tiene su momento y la hora de dormir es solo para relajarse, descansar y recargar energías para enfrentarse a un nuevo día.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.