Noticias

Patentan un catalizador para reducir la toxicidad del tabaco

      
Foto: Universia
Foto: Universia

El tabaco es una de las drogas más adictivas hoy en día: las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que 1.000 millones de personas fuman, y anualmente 5 millones de personas mueren a causa del consumo de tabaco. Por este motivo, es fundamental lograr una reducción de fumadores, o en la medida de lo posible, una reducción del impacto del cigarrillo en la salud. Con este segundo objetivo en mente, el equipo de investigación de la Universitat d’Alacant (UA) liderado por el catedrático de Ingeniería Química Antonio Marcilla ha logrado fabricar un catalizador que reduce la presencia de nicotina y alquitrán en el cigarrillo en un 70%.

 

Lee también:

<<Nuevo biomarcador para el cáncer de pulmón

<<Día Mundial sin Tabaco 2013

 


Según reportó la Generalitat Valenciana esta semana, 2 empresas han expresado interés en el catalizador. Se trata de 2 multinacionales tabaqueras, una de cigarrillos y otras de producto de liar. Pese a ello, la autoridad comunitaria no descarta la posibilidad de que el equipo lance el producto al mercado de forma independiente para que los fumadores de tabaco de liar puedan añadirlo a sus pitillos.


El catalizador de los científicos de la UA permite que la nicotina y el alquitrán de cada cigarrillo puedan llegar a caer hasta más del 70 por ciento, el monóxido de carbono el 30 por ciento mientras que otros agentes tóxicos desaparecen en su totalidad.

 

¿Cómo funciona el catalizador de tóxicos de la UA?

Marcilla ha estudiado el tabaco por 9 años junto a otros 7 colaboradores, entre los que se encuentran catedráticos, profesores titulares y técnicos de investigación de la universidad.


La idea del catalizador provino de los resultados obtenidos al estudiar el efecto de los catalizadores en el humo producido a raíz de la combustión con otros materiales, como madera o plástico.


El material que actúa de catalizador es inorgánico y no tóxico, compuesto de manera similar a la sílice y con un coste económico. El producto no altera el sabor o el aroma pero si reduce la inhalación de los tóxicos a una tercera parte, y el humo también sería menos nocivo para los fumadores pasivos. Esto es importante ya que el tabaquismo pasivo es responsable de 600.000 muertes prematuras por año.


La primera fase del proyecto conllevó el análisis del efecto de los catalizadores en el humo generado a partir de la combustión de un tabaco de referencia elaborado por la Universidad de Kentucky. Luego aplicaron la invención a los cigarrillos del mercado (10 marcas de tabaco preparado y 11 de tabaco de liar). Los valores varían de acuerdo a la marca porque cada tabaco es diferente, pero en general la media es muy similar y ha presentado resultados excelentes.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.