• ¿Quién eres?

Noticias

Cómo redactar un correo electrónico formal

      
Cómo redactar un correo electrónico formal.
Cómo redactar un correo electrónico formal.  |  Fuente: shutterstock

Pese al desarrollo de nuevas formas de comunicación, el correo electrónico continúa siendo el medio elegido por los profesionales para la comunicación interna de la empresa y para con clientes, proveedores.

Su uso es tan importante que el correo electrónico debe redactarse del mismo modo que una carta formal. De este modo te aseguras que cuidas la imagen de la empresa y la de uno mismo.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Aprende a redactar tus correos de manera profesional con los siguientes consejos:

Qué necesitas evitar en un correo electrónico formal

A modo de intentar acercarte al otro, ya sea cliente, colega, proveedor…intentas utilizar un cierto tipo de frases, pero siempre es bueno establecer límites y no excederlos. Por ello es bueno que no optes por frases clichés como “espero estés bien”,  “querido señor…”, “espero no quitarte mucho tiempo”, “te deseo un lindo día”o “espero todo se haya entendido”.

No utilices saludos o despedidas de plantilla, como tampoco conviene que recurras a frases largas en el asunto del mail. Asegúrate de cuidar la dirección del destinatario y no recurrir a cadenas, puesto que puede resultar peligroso, dependiendo del tipo de correo que envíes y la información que contenga.

 

Debes recordar que el correo no es un chat, por lo que no conviene que lo uses así. Cuida la ortografía y gramática y evita el uso de emoticones. Sé breve, ya que el tiempo es fundamental en los negocios. Si escribes demasiado o adjuntas demasiados archivos es probable que no lean tu correo.

Si tratas temáticas importantes como aumentos de salario, problemas con subalternos, jefes, colaboradores o clientes, o si pretendes presentar tu renuncia, conviene que lo hables en persona, ya que puede terminar en manos equivocadas.


Cómo redactar correctamente un correo formal

Recuerda que es fundamental incluir la dirección del correo electrónico y el asunto que trata la comunicación. No utilices direcciones personalizadas o informales, ya que te restan credibilidad profesional. Tampoco conviene que utilices o juegues con las mayúsculas y minúsculas.

No recurras a frases o saludos informales en el asunto,
sino que conviene que te asegures de que sea concreto de interés para quien lo reciba.  Utiliza un saludo formal sin caer en los clichés, sé breve y conciso, claro y completo, y a menos que sea completamente necesario no adjuntes archivos.

Para la despedida conviene que evites frases como “sinceramente”, “un cordial saludo”, “besos”, “abrazos” o demás frases, y recuerda que la firma debe incluir el nombre completo, logo de la empresa, teléfonos y redes sociales.

Redacta tus próximos correos

En un ordenador HP


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.