Noticias

El inglés en el mundo de los negocios

      
El inglés es una herramienta imprescindible para internacionalizar el mercado. Foto: Universia
El inglés es una herramienta imprescindible para internacionalizar el mercado. Foto: Universia

Las empresas que han implementado estrategias de internacionalización son las que mejor están soportando la actual situación económica. Sin embargo, muchas entidades españolas reconocen que encuentran barreras a la hora de comunicarse con sus clientes potenciales en el idioma inglés, que se ha convertido en la lingua franca para los negocios internacionales. Una buena comunicación es la mejor herramienta para impulsar su estrategia de internacionalización.

Bajo esta idea, la University of Cambridge ESOL Examinations, departamento de exámenes de la Universidad de Cambridge, la web de recursos para la enseñanza del inglés, English360, y el centro de inglés de negocios, Go English, han organizado el evento “El mundo de los negocios habla inglés: la clave del éxito en la estrategia de internacionalización”, que tuvo lugar la semana pasada en dos sesiones celebradas respectivamente en Madrid y Barcelona.

Expertos del ICEX (Instituto de Comercio Exterior), de las Cámaras de Comercio de Madrid y Barcelona y de la entidad Acc1Ó, enfocada a la competitividad de las empresas catalanas, coincidieron en la importancia de la internacionalización de las sociedades de cualquier tamaño para hacer frente a la actual crisis económica. De hecho, uno de los pocos indicadores macroeconómicos positivos durante este periodo es el nivel de exportación de las empresas españolas. Sin embargo, la capacidad para comunicarse de forma efectiva en inglés puede marcar la diferencia entre ganar posibilidades de negocio o perderlas.

Las tres razones principales de la necesidad de conseguir un nivel de inglés que permita la negociación con todos sus matices y la expresión de los valores de la empresa son, según Tsedal Neeley, profesora en Harvard Business School: la presión competitiva, que obliga a comunicar con un amplio conjunto de actores para que el negocio funcione; la globalización de tareas y recursos, con plantillas dispersas geográficamente que deben trabajar para conseguir los mismos objetivos; y, por último, la gestión sobre fusiones y adquisiciones internacionales, donde los matices son fundamentales a la hora de cerrar o no un acuerdo.

Por estos motivos, la necesidad de abordar una enseñanza en inglés eficaz, tanto desde las universidades y escuelas de negocios como desde la propia empresa, es urgente. Para los expertos en formación James Hoyle, CEO de Go English y Cleave Miller, CEO de English360, realizar una aproximación práctica al aprendizaje del inglés es fundamental. La formación debe ser capaz de dotar a los estudiantes del idioma de las herramientas necesarias para abordar situaciones reales de negociación, presentación de empresas y productos, etc. en función de las necesidades de la empresa.

A pesar de todo, Alfonso Luengo Álvarez-Santullano, director gerente de la Fundación Tripartita, reconoció que a la enseñanza del inglés todavía le falta un recorrido en cuanto a la demanda de las empresas y, sobre todo, la oferta de cursos. Una situación que, sin duda, va a cambiar en breve ya que entre las acciones prioritarias en cuanto a formación se encuentra la orientación hacia la internacionalización de las empresas. Luengo reconoció, además, la importancia de impartir enseñanza certificada como una garantía de consecución de objetivos.

La tendencia es clara tanto entre las empresas que buscan hacerse un hueco en el mercado internacional como entre las compañías paneuropeas que necesitan un idioma común. Es, como afirmó Nicolás Barraso, experto en idiomas del Departamento de Formación de EADS, la única manera de trabajar con eficacia pero también de hacerse con una cultura empresarial propia ajena a los problemas que se puedan presentar entre trabajadores de distintas procedencias. El llamado “inglés internacional”, de hecho, cumple esa función de ser un idioma de todos, sin estar ligado a una nacionalidad concreta.

Barraso detalló el plan de formación aplicado en EADS, que está basado en el test BULATS, con el que se determina el nivel de dominio de un idioma dentro de una estructura de niveles lingüísticos reconocida internacionalmente, como es el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER). Dicho test es utilizado por muchas instituciones educativas y empresas líderes a nivel mundial para evaluar el grado de conocimiento de las lenguas de sus empleados o estudiantes. Se trata de un instrumento fundamental en la toma de decisiones relacionadas con la formación, la contratación, la promoción o la movilidad del personal, ya que permite distribuir y clasificar en grupos por niveles lingüísticos y evaluar la efectividad de los programas de formación lingüística de forma rápida y fiable.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.