Noticias

Los mejores consejos para lidiar con el estrés en el trabajo

      
Controla el estrés y la ansiedad. Foto: Universia
Controla el estrés y la ansiedad. Foto: Universia

Las taquicardia, dolencias de estómago, tensión muscular, hormigueo en la cabeza, vómitos, sensación de opresión o presión en el pecho, tensión muscular, y los sudores son claros síntomas de un cuadro de estrés. Lo importante para terminar con ellos está en cómo reacciones.

Si logras manejar esas dolencias físicas y sentimientos negativos, podrás eliminar el estrés de tu vida.

Cuando te sientes estresado tu cuerpo se prepara para luchar o huir y dependiendo de cómo actúes podrás o no sufrir de un cuadro de estrés.

Recientes estudios revelan que cuando nuestro cuerpo responde a los mencionados síntomas huyendo o peleando lo que se modifica es la parte frontal derecha de nuestro cerebro que cambia nuestro modo de pensar. Y en los humanos, el pensamiento DART (de defensa, ataque, huida o tolerancia) hace a su defensa, agresividad, destrucción o resistencia a recibir ayuda.

Lo más preocupante hoy es que en el mundo actual son muy sutiles las cosas que pueden atentar contra nuestra supervivencia ya sea en el trabajo, en una reunión o cuando sentimos que hemos fracasado.

Sin embargo, manejando los síntomas de la enfermedad y la negatividad es posible combatir el estrés y elegir cómo pensar.

A continuación algunos tips para lograrlo:

1. Cuando padezcas un síntoma físico acéptalo y no luchas contra él. Esto te permitirá focalizarte en el siguiente escalón.

2. Inhala y exhala. Respirar lentamente durante unos diez minutos te permitirá abandonar tus ganas de luchar o de huir y te ayudará a retomar tu estado natural.

3. Deja de analizar tus pensamientos.

4. Ten un pensamiento positivo en la memoria cada día y cuando te sientas mal focalízate en eso. Centrarte en algo positivo te permitirá recuperar el equilibrio emocional.

5. Una vez que te recuperes, pregúntate a qué le temes y qué puedes hacer al respecto. 

6. Deja de preocuparte por errores pasados o problemas futuros. Aceptando los buenos y malos momentos de la vida te volverás una persona menos proclive a sufrir de estrés.

7. Dedica 15 minutos de tu tiempo cada día a reflexionar sobre cosas positivas.




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.