Saturday :: 20 / 12 / 2014

AdemásCOMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Noticia : EMPLEO

8 maneras de manejar tus referencias de trabajo

Tus referencias de trabajo son tan importantes como tus títulos académicos. Cómo citarlas en tu currículum, es fundamental. Por eso, presta atención a este punto antes de enviar la documentación necesaria para postularte para un empleo.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

8 maneras de manejar tus referencias de trabajo

Tus referencias son tan importantes como tus créditos académicos. Fuente: Universia.

Tómate el tiempo necesario para elegir tus referencias y analiza con detenimiento a cada persona

La mayoría de quienes buscan trabajo pasan horas o incluso días redactando su currículum vitae, horas practicando el discurso que dirán en la entrevista o eligiendo lo que se pondrán. Sin embargo, gastan muy poco tiempo en preparar las referencias, según publica el sitio Boston.com

A continuación, te invitamos a saber más sobre cómo manejar tus referencias de trabajo.

1. Las referencias que tienen prohibido hablar
. Hay empresas que prohíben a sus empleados dar referencias de alguno de sus compañeros. Muchas personas que se encuentran en una situación así, optan por citar referencias personales. Sin embargo, quienes quieran contratarte, querrán saber la opinión de quienes han trabajado contigo, no de otras personas.

2. Las referencias que no atienden el teléfono  o cuyos datos personales están mal citados en el currículum. Es propicio que antes de citar a alguien como referencia laboral en tu CV, lo llames o le escribas un email para advertirle que pueden contactarse con él para consultarle sobre ti. Luego, chequea su número telefónico y correo electrónico.

3. Analiza con detenimiento a quién pondrás como referencia. No cites al primer compañero que te venga a la mente. Evalúa si tu ex gerente realmente piensa que eres brillante como tú crees. Piensa incluso cómo es su voz ya que si se trata de una persona pausada, con voz baja y tranquila podrán interpretar que nunca quedó impactada con tu talento.

4. Falta de preparación.Asegúrate que la persona a la que cites se sienta cómoda dando referencias de ti. No será apropiado que no esté preparado al recibir el llamado, que no recuerde perfectamente los datos de tu paso por la empresa y que tenga que esforzarse para recordar quién eres.

5. Tu referencia es un perfeccionista. Puede que tu referencia sea una persona perfeccionista y que en vez de focalizarte en tus 20 buenas cualidades se focalice en tus 3 debilidades. Estas personas no serán una buena opción.

6. Deben ser personas que puedan dar cuenta de tu buen desempeño.No sirve mencionar al gerente que casi ni te recuerda ni la opinión de un amigo. Debe ser alguien cuyo cargo le permita hablar sobre tus aptitudes.

7. Busca referencias de reserva. Por lo general, es frecuente tener tres referencias pero, si surge algún imprevisto, será bueno que puedas manejar alguna otra opción.

8. No renuncies hasta que no hayan llamado a tus referencias o hayas arreglado en la nueva compañía por escrito.






RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad

Publicidad