Noticias

Crononutrición: la hora a la que comemos es importante para la salud

      
Barriga defiende el popular refrán de
Barriga defiende el popular refrán de "desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo". Banco: stock.xchng

Los alimentos ingeridos por la mañana o por la tardecita-noche, son "metabolizados y utilizados de forma diferente por el organismo", según explicó la doctora María del Carmen Barriga del departamento de Neuroinmunofisiología y Crononutrición de la Universidad de Extremadura. La composición de los distintos nutrientes es el sustrato para la formación de hormonas y neurotrasmisores, dijo.

"Tanto el alimento como la hora en la que éste se consume pueden influir en la regulación de nuestro marcapasos endógeno, el hipotálamo", señaló la profesional.

Durante el día

Para tener una dieta saludable, Barriga defiende el popular refrán de “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”.

A primera hora de la mañana, se recomienda ingerir vitamina C, a través de la ingesta de un zumo de naranja o kiwi, así como lípidos, huevos, embutidos y carne ya que son precursores de catecolaminas que dan energía para la actividad física.

Se debe guardar la armonía entre los ritmos biológicos y el entorno cambiante de día/luz y noche/oscuridad. No respetar dicha relación, puede ocasionar enfermedades tales como la obesidad, la hipertensión o la diabetes, y además “nada envejece más que la falta de sueño”, afirma.

Por la noche

En la última hora del día es recomendable consumir alimentos ricos en triptófano. Es aconsejable la ingesta de nutrientes que puedan influir en el sueño y la vigilia tales como lácteos, cereales, frutos secos y frutas como plátanos o cerezas.

"Algunos estudios realizados en nuestro laboratorio han puesto de manifiesto que pacientes que tomaron 200 gramos de cerezas en la comida y en la cena mejoraron su calidad de sueño, incrementaron sus niveles de serotonina y melatonina, su capacidad antioxidante y el bueno humor", ha puntualizado.
Comer pescado, en especial el azul, dado que contiene Omega 3 y Omega 6, también es adecuado ya que por la noche, además del descanso del organismo se produce la reparación y regeneración tisular y se activa la respuesta inmune.
Para tales afirmaciones, Barriga estudió la leche materna y sus variaciones circadianas para favorecer el desarrollo del bebé.





Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.