Noticias

Ocho razones que pueden conducir a un empresario al fracaso

      
Un empresario exitoso es capaz de detectar oportunidades de negocio, superar obstáculos del mercado o del entorno y de innovar. Foto: banco de imágenes
Un empresario exitoso es capaz de detectar oportunidades de negocio, superar obstáculos del mercado o del entorno y de innovar. Foto: banco de imágenes
Un empresario exitoso es capaz de detectar oportunidades de negocio, superar obstáculos del mercado o del entorno y de innovar. También es una persona capaz de adaptarse a los cambios, de dirigir una empresa en diferentes circunstancias y de tomar decisiones atinadas.

Algunas personas tienen personalidad para ser gerentes. Otras no tienen condiciones para ser jefes pero igual lo son. Lo cierto es que unos con más probabilidad o facilidad que otros ambos aspiran a lo mismo: el éxito.

A continuación te enumeramos las ocho razones que pueden impedir a un empresario dirigir con eficacia su empresa.

1.  Falta de enfoque. Si quien está a cargo de la empresa no tiene un enfoque y no se plantea una meta, difícilmente esté motivado para lograr el éxito. Este es uno de los errores más comunes entre los nuevos empresarios y se ve reflejado en la aparición de muchas empresas que venden “de todo” preocupadas por aumentar las ventas en corto plazo pero sin “un enfoque”.

2.  Falta de capital. Un empresario sin capital para hacer crecer y expandir la empresa, es imposible que sea exitoso por más cualidades innatas o conocimiento adquirido que tenga. La competencia, tarde o temprano, lo superará.

3. Gastos innecesarios. Es común que los empresarios, apenas obtienen las primeras ganancias, adquieran bienes lujosos sin prever que ese dinero debe ser invertido en el futuro de la empresa y con el fin de potenciarla.

4. No tomar riesgos. Un empresario debe ser una persona que asume el riesgo como algo natural y está, siempre que lo amerite, dispuesto al cambio. Quien no arriesga, no gana.

5. Falta de honestidad. Ésta es una cualidad necesaria tanto para la interna del negocio como para el exterior. Quien no es honesto o no cumple con su palabra crea una mala imagen de su persona.

6. Darse por vencido. La clave es nunca darse por vencido. Frente a un obstáculo, anteponerse con ideas creativas. La realidad es cambiante, y un director de una empresa debe estar dispuesto a “esquivar” los sinsabores.

7. Falta de conocimiento. Uno de los factores determinantes del éxito o fracaso de un empresario es el conocimiento. Para no perder, es necesario estudiar sin descanso sobre tu competencia, el negocio, tu personal y estar siempre a la vanguardia tecnológica.

8. Mala gestión. Quien esté a cargo de una empresa deberá conocer sobre malas decisiones empresariales para evitar cometerlas. Deberá saber sobre los errores en la gestión del dinero, bajos niveles de productividad y otros factores.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.