Noticias

 
Imagen de un niño con problemas de bullying
La violencia entre estudiantes constituye un problema grave en toda América Latina, tanto por su magnitud como por sus consecuencias académicas. Esta es una de las principales conclusiones de un trabajo que analiza datos del Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo (SERCE) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), desarrollado entre 2005 y 2009.

Según se desprende del trabajo, publicado recientemente en la Revista CEPAL de la Comisión Económica para América Latina, el 51,1% de los estudiantes de sexto grado
de educación primaria de los 16 países latinoamericanos examinados dicen haber sido
víctimas de insultos, amenazas, golpes o robos
(bullying) por parte de sus compañeros
de escuela durante el mes anterior al que se recogieron los datos. La agresión más
frecuente fue el robo (39,4%), seguida de la violencia verbal (26,6%) y la violencia
física (16,5%).

El estudio constata además que los niños y niñas víctimas de bullying logran un
desempeño en lectura y matemáticas significativamente inferior al de quienes no sufren este maltrato. Asimismo, en las aulas que registran más casos de violencia física o verbal, los alumnos muestran peores desempeños que en aquellas con menores episodios de maltrato entre pares.

Para dimensionar cuantitativa y descriptivamente el fenómeno de bullying, así como
para estimar la relación entre violencia y desempeño escolar, los autores del estudios
utilizaron una metodología de modelos multinivel: de cuatro niveles de análisis (alumno, aula, escuela y país) cuando trabajaron con datos regionales; y de tres niveles (alumno, aula y escuela) cuando trabajaron datos por país.

Así se examinaron los resultados de 2.969 escuelas, 3.903 aulas y 91.223 estudiantes
de 6º grado de 16 países latinoamericanos
: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Pese a que se trata de un problema generalizado en la región, los autores –Javier Murillo, de la Facultad de Formación de Profesorado y Educación de la UAM; y Marcela Román, del Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación de la Universidad Alberto Hurtado (Chile)– afirman que hay diferencias entre países según distintas categorías de bullying. En el caso del robo, por ejemplo, mientras que en Colombia más de la mitad de los alumnos de sexto grado de primaria dice haberlo sufrido en el último mes, en Cuba lo afirma apenas uno de cada diez.

En términos de insultos o amenazas, Argentina es el país que muestra las cifras más
altas. Detrás figuran Perú, Costa Rica y Uruguay, donde más del 30% de los alumnos
afirman haber sido maltratados verbalmente por algún compañero.

Respecto a la violencia física entre alumnos, cinco países muestran altos niveles:
Argentina (23,5%), Ecuador (21,9%), República Dominicana (21,8%), Costa Rica (21,2%) y Nicaragua (21,2%). Cuba nuevamente aparece como el país con el menor
porcentaje de niños que señalan haber sido golpeados recientemente por compañeros
(solo 4,4%).

Otro hallazgo del estudio es que los niños sufren más de bullying que las niñas, y que los estudiantes de zonas rurales experimentan menos maltrato por parte de sus compañeros que los de zonas urbanas; aunque en Brasil, Guatemala, Perú y Uruguay
no se observan diferencias en este último ámbito.


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.