Noticias

Consecuencias del cambio de horario para el cerebro de un estudiante

      
Adaptar el horario a la luz solar es la mejor forma de ahorrar energía
Adaptar el horario a la luz solar es la mejor forma de ahorrar energía
  • El otoño ya llegó y, con él, el cambio de horario para aprovechar mejor las horas de luz.
  • Pero, ¿es realmente beneficioso este cambio de horario o solo conlleva el pasar por unos días de alteraciones y de adaptación al cambio?
  • El cambio horario surge con la necesidad de ahorrar energía, reducir la contaminación y ser más sostenibles.

Es un tema de índole político y social que abre eternos debates en la Comisión Europea y que hace, año tras año, plantearse los beneficios y consecuencias del cambio de horario con el cambio de estaciones, para conseguir un mejor aprovechamiento de las horas de luz solar.

Los científicos que defienden esta iniciativa del cambio horario resaltan la necesidad de esta adaptación del reloj para consumir menos energía, generar menos contaminación y reducir los niveles de CO2 que, al fin y al cabo, también tienen un efecto negativo sobre nuestra salud y capacidad cerebral, ya que afecta a las vías respiratorias y al funcionamiento del sistema nervioso.

Nadie duda de que necesitamos tomar medidas para ser más sostenibles y responsables con el uso que hacemos de la energía, pero la polémica surge cuando se mide la efectividad del cambio de horario, si esto no afecta a un cambio en las jornadas de trabajo y en las rutinas.


En España gozamos del privilegio de disfrutar de días con muchas horas de sol, en comparación con otros vecinos europeos, pero no le sacamos todo el provecho que deberíamos, repercutiendo positivamente en el ahorro de energía.

¿Y qué pasa con nuestro funcionamiento cerebral?

Otro de los grandes debates en torno al cambio de horario surge sobre las alternaciones neurohormonales que provoca y, con ello, las consecuencias para el cerebro y su rendimiento.

Los cambios en la luz y en las dinámicas diarias afectan de forma más pronunciada a niños, menores y personas con problemas de insomnio o ansiedad que sufren alteraciones en el sueño, cansancio más pronunciado o irritabilidad.

En estudiantes y trabajadores, la adaptación al cambio y a las segregaciones de melatonina y cortisol suelen afectar a la capacidad de concentración y al rendimiento diario, al menos, durante los primeros días del cambio y hasta que el organismo se reajusta.

Es normal que suframos una reducción de la concentración temporal y que esto tenga consecuencias para el cerebro, sobre todo en cambios de humor, estados de ánimo o cansancio acumulado.

Como apuntan los expertos, una rutina rigurosa es la mejor forma de adaptarse al cambio y no dejar que nos afecte más de lo normal, sobre todo, no viéndonos tentados de cambiar nuestras horas de descanso o hacer cambios radicales, respecto a la hora de acostarnos y levantarnos.

Todos los hábitos que ayuden a una vida más saludable, como la alimentación o el deporte, ayudarán a sobrellevar mejor las consecuencias del cambio de horario.

¿Cuál es el mejor momento del día para estudiar?

Infografía: ¿Cuál es el mejor momento del día para estudiar?

En general, se recomiendan dos momentos del día para estudiar: a primera hora de la mañana o de madrugada. ¿Conoces las ventajas de cada uno?

Regístrate y descubre qué hábitos de estudio se adaptan mejor a ti



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.